La demanda de platino por parte del sector químico crecerá más de un 10% en 2019

0
50

El platino combina su carácter de metal precioso con el de materia prima industrial. Si su papel como metal precioso no ha brillado demasiado en los dos últimos años, debido a su caída de precio, la demanda de este metal por parte del sector químico no hace más que crecer. Las estimaciones para final de 2019 apuntan a un aumento de la demanda del 10%.

Según las estimaciones del Consejo Mundial de Inversión en Platino (WPIC, por sus siglas en inglés), la demanda de platino por parte de la industria química va a crecer un 10% a cierre de 2019, alcanzando las 625.000 onzas (19,4 Tm).

Una cantidad que puede parecer escasa en comparación con la plata o el oro, pero que hay que poner en perspectiva, teniendo en cuenta que la producción minera anual de este metal ronda los 6,2 millones de onzas anuales (193 Tm).

Según explican desde el WPIC, este incremento en la demanda de platino por parte de la industria química ha tenido mucho que ver con la notable expansión de la capacidad de producción química de China, destinada a autoabastecer al país de una amplia gama de elementos necesarios para la industria.

En este sentido, China ha puesto en marcha nuevas plantas de paraxileno y diversas instalaciones de deshidrogenación de propano (PDH), que representan un cambio de una industria basada en pequeñas plantas hacia un modelo de integración de grandes refinerías y complejos petroquímicos.

El paraxileno es un derivado del petróleo que se utiliza para la producción de plásticos y fibras textiles, mientras que el PDH se usa en la producción de propileno a partir del propano, y es un ingrediente fundamental de la industria petroquímica, que forma parte del proceso de refinado del petróleo.

En todos estos procesos químicos la industria valora el papel que desempeña el platino por sus propiedades catalíticas. Un catalizador es un elemento que sirve para acelerar una reacción química sin provocar ningún cambio en ella o en sus reacciones, mejorando el rendimiento y reduciendo el consumo de energía.

Desde comienzos del siglo XX, el platino ha venido usándose como catalizador en la producción comercial de ácido nítrico, un elemento necesario en la producción de fertilizantes agrícolas. El platino está presente en alrededor del 90% de los procesos de manufactura de nitrógeno, utilizado en la producción de unas 190 toneladas anuales de fertilizante.

También se utilizan catalizadores de platino para la fabricación de siliconas, en un proceso conocido como “curado”, que endurece la goma de silicona desde un estado de líquido o gel a una forma sólida. La silicona obtenida con este proceso es de gran pureza, resistencia, transparencia y baja toxicidad.

Se espera que al cierre del año 2019 se incrementen las cifras de producción de silicona y de ácido nítrico, lo que va a contribuir al crecimiento de la demanda de platino, especialmente en los países de Europa Occidental.

En cuanto a las previsiones para 2020, la demanda de platino por parte del sector químico va a continuar creciendo, aunque a un ritmo algo más moderado. La previsión de crecimiento para 2020 es de 10.000 onzas (0,3 Tm).

La mayor parte de este crecimiento va a proceder de la actual expansión de la capacidad de producción de PDH, ácido nítrico y siliconas en Asia.

Oroinformacion.com