La leyenda de un mítico filón de plata en Virginia Occidental podría ser real

0
75

En muchos rincones de los Estados Unidos se cuentan leyendas sobre tesoros escondidos que nunca han podido ser encontrados y minas de oro o plata secretas. Una de estas leyendas procede de un condado del estado de Virginia Occidental, Jackson County, en el que se dice que existe un enorme yacimiento de plata de gran pureza.

Según informa el diario local West Virginia Explorer, el legendario yacimiento de plata de Jackson County podría ser real. La prueba definitiva podría ser un fragmento de plata de gran pureza que un residente local afirma haber recogido de la zona.

William Byrne Mollohan creció muy cerca del Silver Valley, una de las diversas zonas de Virginia Occidental donde se cree que hay plata. A finales del siglo XIX, la región atrajo a numerosos buscadores, que creían que existían filones de plata en las colinas situadas al este del río Ohio, cerca de Ripley y Ravenswood, en el estado de Virginia Occidental.

Esos yacimientos nunca se encontraron y los geólogos afirman que en la zona no se han recogido muestras que permitan aventurar la presencia de plata. Sin embargo, Mollohan tiene una prueba: una pequeña piedra brillante que encontró alrededor de 1980, aunque hasta hace muy poco no supo de qué se trataba.

“Sé que dicen que no hay plata en Jackson County, pero la plata que encontré me hace pensar que sí hay, y en una cantidad considerable”, afirma Mollohan.

En efecto, cuando tenía 14 años caminaba por un camino rural cuando vio que algo brillaba en el suelo de arena roja. Se agachó y recogió una piedra brillante, que guardó desde entonces como amuleto.

Hasta hace unos pocos años, ya viviendo en Florida, no se volvió a acordar de aquella piedra, y la llevó a un geólogo para que la analizara. “Según me aseguró, se trataba de plata de gran pureza. Y no era una pepita, sino una muestra de mineral desprendido de un yacimiento. Si fuera una pepita arrastrada hasta allí por el agua, sería de forma redondeada y su superficie sería muy lisa”, señala el protagonista.

Según Mollohan, el mineral se hallaba bajo la superficie y esta piedra era la única que estaba lo suficientemente cerca del exterior como para que se advirtiera su brillo. “Si llegan a pasar más días, estoy seguro de que cualquier vehículo la habría pisado y enterrado”, apunta el descubridor.

Hasta ahora, Mollohan se ha negado a revelar la ubicación del sitio donde encontró la plata, por miedo a causar revuelo. Pero cuando encontró varios artículos en el West Virginia Explorer acerca de ese mítico filón, se animó a hablar.

De momento, es solo una prueba, pero podría conducir a la ubicación de ese legendario yacimiento.

(Foto: William Byrne Mollohan)

Oroinformacion.com