La reducción de la producción minera de plata podría provocar una crisis de suministro

0
144

La escasa evolución del precio de la plata en los últimos años ha provocado que algunas compañías mineras dedicadas a la extracción de este metal hayan comenzado a extraer también oro para mejorar sus resultados. Esto ha provocado una reducción de la producción de plata que, según algunos analistas, podría desembocar en una próxima crisis de suministro del metal.

Según explica Stefan Gleason en Money Metals Exchange, la plata ha tenido una actuación mucho peor que la del oro durante el primer semestre de 2019, durante el cual la ratio oro/plata ha crecido hasta los 95 puntos, su nivel máximo de los últimos 27 años.

Este mensaje ha sido captado inmediatamente por la industria minera. En el caso de la plata, los productores primarios de este metal son muy escasos y las compañías que extraen plata también suelen extraer oro y algunos metales de base. La crisis en el precio de la plata ha provocado que las compañías hayan decidido invertir más en la producción de oro y menos en la delata, que les resulta menos rentable.

Según el analista de metales preciosos Adam Hamilton, “la mala trayectoria de la plata durante los últimos años y sus maltrechos precios están impidiendo a las compañías mineras generar beneficios. Por ello, las compañías se han visto forzadas a adaptarse y a centrar sus esfuerzos y capital en aumentar la producción de oro en vez de la de plata”.

Hamilton destaca que las 17 primeras compañías del GlobalX Silver Miners ETF produjeron un total de 72,2 millones de onzas (2.245 Tm) de plata en el tercer trimestre del año, lo que supone una caída interanual del 4,4%. Sin embargo, en ese mismo periodo, su producción total de oro se ha incrementado en un 11,9%.

Esto significa que el mercado de la plata se está empezando a encontrar en una situación de insuficiente suministro. De hecho, los datos de The Silver Institute apuntan a que en 2018 se registró una reducción del 2,4% en el suministro global de plata. Y todo apunta a que la situación no va a mejorar en 2019.

Esta reducción del suministro de plata procedente de la minería puede convertirse en un factor que acabe disparando los precios de este metal. Estos precios más altos podrían constituir el incentivo que necesita la industria para retomar la actividad de extracción de plata y recuperar la producción.

Pero, según Gleason, hará falta una subida sostenida de los precios para que las cifras de producción minera se vean alteradas.

Oroinformacion.com