Alberto Fernández y la apuesta por el modelo minero sanjuanino

0
269

La designación de Alberto Hensel como secretario de Minería marcó claramente el proyecto para el sector del nuevo gobierno. El funcionario ya adelantó que buscará revertir la situación de los distritos donde la actividad está “restringida”.

Este viernes asume oficialmente el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel. Su cartera estará bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas.

Hensel fue ministro de Minería de la provincia de San Juan desde el año 2015 hasta la actualidad y llegó al gabinete de Alberto Fernández por sugerencia del gobernador Sergio Uñac.

Como primera medida el secretario llevará a cabo una reunión la semana próxima con representantes de provincias mineras.

Según informó Ámbito Financiero ya se encuentra en diálogo con dirigentes políticos de Mendoza donde hoy por hoy existen medidas de protección ambiental contra la explotación minera. Sin embargo, la Legislatura provincial comenzó a debatir -a propuesta de Cambiemos- la modificación a la ley 722 que prohíbe la utilización de sustancias químicas para la explotación metalífera. Concretamente cianuro y ácido sulfúrico.

“La única manera de que se resuelva es que los radicales, los justicialistas y los conservadores de Mendoza entiendan que todos van a poder hacer su aporte y desprenderse de sus cuestiones ideológicas”, aseguró Hensel.

En la convocatoria también fueron incluidas las provincias de Chubut -donde hace varios años hubo una fuerte lucha popular contra la minería en Esquel que terminó con la prohibición de la explotación de ese tipo en todo el territorio- y Catamarca, donde la asamblea de Andalgalá logró frenar el proyecto minero Agua Rica.

Por otra parte el ex ministro sanjuanino declaró que buscará crear una agencia de inversiones mineras y señaló que hay que rediscutir la Ley de Glaciares. En diálogo con Ecojournal sostuvo que esta normativa “genera mucha incertidumbre en el sector”.

Si bien afirmó que “no se puede hacer minería en los glaciares” criticó que se trate de una legislación que se base en “presupuestos máximos” ya que “prohíbe varias actividades en ambiente periglaciar”.

“Hay grandes extensiones de territorio en nuestra cordillera donde no hay glaciares, pero si puede ser considerado ambiente periglaciar, entonces la pregunta es qué tenemos que proteger”, añadió.

Finalmente habló de las retenciones al sector sobre las cuales opinó que “tienen que ser diferenciales” para “buscar un equilibrio”.

El ministro megaminero

Continuando lo que es una política de Estado en San Juan, Hensel desempeñó su cargo en la provincia alineado directamente con las empresas multinacionales.

Entre 2015 y 2017, se produjeron varios derrames en la Mina Veladero -gestionada por la Barrick Gold- en los que se vertió cianuro y otros químicos contaminantes en los ríos del departamento de Jáchal. Distintos informes de universidades y hasta de la Policía Federal dieron cuenta de la contaminación provocada, principalmente en las fuentes de agua.

Sin embargo Hensel negó sistemáticamente que esto fuera así, aún cuando la Justicia procesó a nueve ejecutivos de la empresa.

Si bien finalmente fueron absueltos, un estudio de principios de año de la Universidad de Cuyo -llevado a cabo a pedido de la ‘Asamblea Jáchal No Se Toca’- demostró que ha habido un incremento de la contaminación del agua. Principalmente por la concentración de mercurio y aluminio en el Río Jáchal.

No obstante, esta definición de alinearse con las mineras fue una constante a lo largo de toda su gestión. Sin ir más lejos, apenas unas semanas atrás estuvo haciendo campaña para derogar una ordenanza de protección ambiental del departamento de Jáchal.

A pesar del lobby minero, el Concejo Deliberante local resolvió no modificar la ordenanza 1394 del año 1996 que prohíbe la exploración y explotación de uranio en todo el departamento sanjuanino.

El todavía ministro de Minería había visitado la zona tratando de convencer a los jachalleros de “las grandes oportunidades” y “el generador de trabajo” que era un proyecto de esas características para lo cual era necesario derogar las ordenanzas proteccionistas.

Notasperiodismopopular.com.ar