Catamarca: Avanza la obra del desarenador en Andalgalá, una obra financiada por Yamana-Agua Rica

0
99

Los trabajos son parte del Plan Director de Aguas. La inversión en la obra hídrica alcanza los 30 millones de pesos.

La construcción de la obra básica del Plan Director de Aguas de Andalgalá, el desarenador de La Toma, avanza a paso firme a partir de un pedido del ministerio de Minería y ministerio de Obras Públicas hacia la empresa Yamana – Proyecto Agua Rica para que la concrete como uno de los aportes a la infraestructura social de las comunidades.

Esta obra, un viejo anhelo de la comunidad andalgalense, que mejorará la calidad y cantidad de agua que ingresa a la planta potabilizadora, es financiada en su totalidad por Yamana Gold – Proyecto Agua Rica, empresa que también controla que la obra se lleve a cabo de acuerdo a los plazos previstos y exigencias planteadas de manera contractual.

La construcción del desarenador fue iniciada y abandonada varias veces. Ahora la empresa minera, a partir de un pedido de los ministerios y una vez obtenidas las autorizaciones correspondientes, realizó un llamado a concurso a empresas locales especializadas en obras hídricas para que coticen el trabajo con base en el proyecto original.

De acuerdo a lo que comentaron fuentes de la empresa, el proceso de contratación se realizó según las normas y protocolos que Yamana aplica en todas sus operaciones. Es por eso que el ganador deberá cumplir una serie de requisitos planteados en el contrato, como la contratación del 100% de mano de obra local, y la contratación y compra de todos los insumos y servicios necesarios para los trabajos en Andalgalá. También, que los desembolsos de los pagos parciales se harán luego de certificaciones concretadas por la empresa y el gobierno provincial, que también controla e inspecciona la obra.

30 millones

El costo de la obra, que deberá estar lista en 4 meses, se estimó en casi 30 millones de pesos dinero que, por el cumplimiento de la política de compra y contratación local, se volcará a la economía de Andalgalá, ya que genera 40 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos.

Cualquiera que visite hoy el hermoso camping de La Toma podrá ver cómo avanza la obra, considerada de vital importancia para la comunidad de Andalgalá y la obra base que permitirá mejoras en el servicio de agua potable, y, con la ejecución de obras complementarias futuras, la democratización de la cuenca local.

“Es un anhelo, esta obra por fin se va a terminar, después de más de 15 años. Ahora tenemos la seguridad de que se va a hacer sí o sí, porque la paga y la controla una empresa privada”, sostuvo un importante referente local.

El Esquiú