Mendoza: Otra vez la tensión por el debate sobre la minería

0
76

La Legislatura ya está vallada en el anticipo de las protestas que mañana se realizarán en la Legislatura por las modificaciones a la Ley 7722. Habrá cortes en el Sur y en el Valle de UCO. La ley que termina con las restricciones a la minería saldrá, luego de un acuerdo entre gobierno y oposición.

Marcelo Arce

En un escenario de máxima tensión, la Legislatura se apresta para sesionar este viernes y en ambas Cámaras para derogar la ley que desde hace más de una década es muy restrictiva en cuanto a permitir la actividad minera en Mendoza.

Lo que sucedió en la provincia, que permitirá modificar la ley 7722 y a través de un trámite expres, no fue otra cosa que un acuerdo político entre el gobierno de Rodolfo Suarez y el grueso del peronismo que, alentado por el presidente Alberto Fernández, habilitó el debate y dará los votos hoy tanto en Diputados y Senadores para que la norma salga.

Desde la Nación el impulso fue claro a la idea que el propio Suarez ya había dejado explícita en la campaña y que consistió en el desarrollo de la minería: un gobierno necesitado de dólares no puede darse el lujo de hacer un lado a las regalías que genera esta actividad en el contexto actual de la Argentina.

Tras una discusión de poco más de una semana, lo que aprobará en las próximas horas la Legislatura es un proyecto al que el PJ logró introducirle algunos agregados (como mejores controles ambientales), pero que no cambia sustancialmente los dos puntos que sepultarán la norma que terminó ahuyentando en la última década las inversiones de este sector.

El primero es que el texto que se acordó plantea la eliminación de prohibiciones para el uso de sustancias y solo se mantiene ese estadío para el mercurio. El resto, quedarán permitidas pero con «uso sustentable y responsable».

Y el otro aspecto clave: se termina con el filtro legislativo para la aprobación definitiva de los proyectos mineros, atribución que queda en el manos del Poder Ejecutivo.

Por supuesto que el fin de la prohibición para la minería despertó otra vez a los sectores ambientalistas y políticos que se oponen al cambio. Suarez calificó a estos grupos como manifestantes de «izquierda». La definición puede tener algo de cierto, pero no explica a las protestas en su totalidad.

A una percepción apela el Gobierno para esta mirada: entiende que la parte de la sociedad que está movilizada en las calles en esta oportunidad, está muy lejos de la que reclamaba en 2007 por la ley que está a punto de morir. En este grupo, por caso, incluyen a los jugadores fuertes del sector vitivinícola, por caso.  

El martes, cuando el proyecto era discutido en comisiones, se generaron incidentes en los alrededores de la Legislatura que, si no derivaron en una represión de las fuerzas de seguridad, fue porque el vicegobernador, Mario Abed, mandó a contener la situación.

Ya en la tarde del jueves los alrededores de la Casa de las Leyes apareció vallada como con las´épocas más conflictivas de los gobiernos provinciales con los gremios estatales.

La preocupación por lo que pueda suceder es mucha: se preve que habrá una manifestación fuerte de ambientalistas, que coincidirá con una convocatoria hecha por los empresarios mineros y por los sindicatos del petróleo para defender los cambios impulsados por Suarez.

En el Valle de Uco y en el Sur las protestas se trasladarán a las rutas sin que hasta esta noche existan certezas de que se producirán cortes: hay una convocatoria hecha para manifestarse en el río Tunuyán, otra en Eugenio Bustos y otra en General Alvear, a la vera de la ruta 188. Desde el Este, organizados por productores, también se anticipa una convocatoria importante.

Nadie lo confirmará oficialmente, por supuesto, pero desde San Carlos y desde Tunuyán saldrán micros a las 6 de la mañana (rentados por ambas municipalidades) para trasladar manifestantes que quieran estar presentes mañana temprano, en la sesión que comenzará a las ocho

Mdzol.com