Mendoza/Reforma de la 7722: el oficialismo incluyó los puntos propuestos por el peronismo

0
319

El subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, sostuvo que los sumaron en el proyecto.

Durante la tercera jornada de trabajo en la Legislatura de Mendoza con los representantes de las comisiones de Legislación, Hidrocarburos y Ambiente en el Senado y en LAC, Economía, Energía, y Ambiente en la Cámara de Diputados para analizar el proyecto de reforma de la ley 7722, asistieron además de los legisladores de las respectivas áreas, los secretarios de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance y de Energía y Minería, Emilio Guiñazú.

En el comienzo de la reunión fue justamente Guiñazú quien inició su exposición explicando el objetivo del proyecto presentado a la Legislatura de Mendoza para modificar la ley 7772.

Guiñazú contó que el Partido Justicialista fue el que acercó cuatro puntos para que sean tenidos en cuenta en la reforma del proyecto que son los siguientes:

-Controles ambientales efectivos

-Cuidado del agua

-Creación empleo mendocino

-Garantizar la licencia social

El funcionario afirmó que además de estar 100% de acuerdo con la propuesta, fueron incluidos.

«En cuanto al primer punto en el proyecto se aumenta muchísimo el control ambiental, se crea la policía minera y se garantizan fondos para tal fin. Hoy tenemos el control necesario para el nivel de minería que desarrollamos ahora».

En cuanto al segundo punto, cuando se refiere al «cuidado del agua», «es donde más trabajo hemos puesto, pero hay que intentar llegar a un acuerdo, nosotros tenemos que dejar de demonizar la actividad minera como depredadora del recurso hídrico. Tenemos esa visión errada. La actividad minera bien controlada, nos permitirá generar los recursos para poder mejorar el cuidado del agua».

Guiñazú comparó a Mendoza con otros países en donde el cuidado del agua es mayor y más eficiente. En la provincia es poco ese cuidado, lo cual puede ser comprobado objetivamente, afirmó. «Acá no tenemos control de nuestros cauces, hay que regular las cuencas y para desarrollar toda esa tarea necesitamos capitales que la provincia no dispone».

Sobre este particular el ingeniero citó como ejemplo lo que está realizando la provincia de San Juan en cuanto a su minería y cuidado del agua. «Si hoy se le corta el río a San Juan, esa provincia tiene cuatro años de agua almacenada, si lo mismo nos pasa a nosotros, no tenemos ni cinco meses de agua almacenada», dijo el funcionario.

De esta manera ratificó que «el proyecto es muy incisivo en cuanto disponer recursos para hacer un mejor cuidado del agua».

«El escenario más optimista del minero más optimista, no consumiría ni el 1% del agua superficial de la provincia- sostuvo Guiñazú. Tengamos en cuenta que para el riego usamos el 95% del agua y de eses porcentajes sólo el 50%  tiene un uso  eficiente. Con tecnología no llegaríamos al 100% de efectividad, quizás sólo a un 60 o 70%, como lo hacen en Australia e Israel, pero esos puntos que ganamos invertimos en transporte y distribución, riego intra finca y eficiencia de riego. Nos permitiría no sólo avanzar con la minería sino también expandir el territorio de producción».

Para el funcionario del Ejecutivo «la sustentabilidad de la minería no está en el uso de los recursos no renovables. En la práctica no es renovable pero es inagotable, nunca nos vamos a alcanzar a consumir ni todo el petróleo, ni todo el cobre, hierro, sinc o manganeso. Porque se van a volver obsoletos antes de que los podamos utilizar. La renovabilidad de la minería pasa por la FORMA en la cual se trabaja, no en el recurso que se está explotando. Haciendo un uso sustentable de la minería en cuanto a los procesos nosotros no vamos a reducir la cantidad de agua disponible para el resto de los sectores de la provincia, la vamos a incrementar y esto está probado porque en los países en donde se trabaja bien con la minería, es así».

Por otro lado fue enfático en afirmar que «la minería contaminante no existe, es un eslogan, existe la minería bien hecha y la mal hecha. La mal hecha no va a tener lugar en la provincia de Mendoza».

La ley contempla el tema de las regalías

Sobre este particular recordó Guiñazú que la ley incluye un artículo completo de regalías para el sistema de transporte y riego y los subsidios, pero acotó que eso se deberá definir después. Remarcó en la necesidad de incluir la tecnología para el riego intra finca, «porque es donde menor eficiencia tenemos,  porque la capacidad de inversión de nuestros productores es bajísima».

Agregó «la minería permite disponer de fondos. En Jáchal,  provincia de San Juan, hoy se están haciendo trabajos de tecnificación de riegos. Jáchal pasó de ser un productor marginal a ser un exportador de hortalizas cebollas de primera categoría. Además el río Jáchal tiene arsénico naturalmente desde hace décadas pero nada que ver con la minería».

En cuanto al tercer punto que habla de la creación de trabajo mendocino, afirmó «por el único motivo que queremos hacer minería es porque queremos crear empleo en Mendoza.  Si bien entendemos que la 7722 debería ser sólo para temas ambientales, y no ser una ley ómnibus minera, porque va a terminar siendo muy compleja. Entendemos que podemos incluir un artículo para que obligue al Poder Ejecutivo para que incluya un desarrollo de la actividad minera en la provincia que incluya la creación de una empresa de minería (solicitada por el PJ y estamos de acuerdo)».

De esta manera se busca crear esa empresa provincial, con parámetros internacionales, con una visión social y territorial de la minería, buscando inversores.

Garantizar la licencia social

El cuarto punto, el que se refiere a la «licencia social», «es un punto delicado y nos cuesta bajarlo a la ley»-dijo Guiñazú. Nosotros entendemos que esto no es una batalla en la calle, si alguien cree que lo que pasó ayer es una licencia social, podemos hablarlo, pero esa no es la forma».

Sin embargo el funcionario afirmó que «obviamente tenemos que incluir la opinión donde la minería será desarrollada, para lo cual existen dos mecanismos que ya están institucionalizados:

El Plan de Ordenamiento Territorial, en donde cada municipio puede definir el desarrollo minero, teniendo en cuenta los límites de la Constitución Nacional y de acuerdo a su vocación productiva, puede definir distintos lugares. (Artículo 124 Constitución Nacional y artículo 1 Constitución de Mendoza).

Sectorial: cada vez que se hace un estudio de impacto ambiental, el municipio es consultado y es vinculante. Las audiencias públicas para estos proyectos deben desarrollarse en los lugares en donde se hará el proyecto.

Para el secretario de Energía y minería la «participación ciudadana tiene que estar incluida en el proyecto, pero hay que ver cómo la implementamos. En el nuevo artículo 4 se incluye el texto sugerido por el PJ de que la participación ciudadana en el control ambiental de las actividades mineras, se realizará a través de la red de vigilancia ambiental prevista en el artículo 4 del decreto provincial N°820 u otra que se conforme incluyendo a las organizaciones civiles y ciudadanos

Jornadaonline.com