Temen que en Neuquén se impulse la minería como en Mendoza y Chubut

0
131

Casi 20 organizaciones y actores políticos manifestaron su preocupación por el uso de agua para la extracción de metales. Reclaman el tratamiento de un proyecto de ley.

Ante las modificaciones en las leyes que prohíben la minería a cielo abierto en Mendoza y Chubut, referentes ambientalistas de Neuquén manifestaron su preocupación sobre que se repita la misma situación en la provincia. Por eso, pidieron que la Legislatura trate el proyecto de ley que impulsan desde 2017 para resguardar el uso del agua y prohibir el uso de químicos.

Casi 20 organizaciones y actores políticos de toda la provincia firmaron el comunicado en el que se denunció que la Comisión de Medio Ambiente no sesionó durante siete meses y, cuando retomó la actividad, tampoco trató la propuesta. Aseguraron que la misma se presentó junto a 20.000 firmas que expresan el apoyo de los vecinos a la iniciativa.

Estas inacciones y los avances en dos provincias con normativas que ponían frenos a la megaminería despertaron la preocupación de los neuquinos. En Mendoza, el gobernador Rodolfo Suárez suspendió la reglamentación de las modificaciones de la ley 7722 que habilitaron la minería a cielo abierto al permitir el uso de cianuro y ácido sulfúrico. Esto no implica que se dio marcha atrás con la reforma aprobada en medio de numerosas marchas que fueron reprimidas por la policía provincial, sino que se hizo una pausa, que muchos suponen se levantará después de la Fiesta de la Vendimia.

En Chubut las manifestaciones vienen repitiéndose todo el mes y hoy se reforzaron porque se trata en la Legislatura la modificación de la ley 5001. Esta fue una norma histórica y, actualmente, mantiene a la provincia como la única con legislación contraria a la megaminería en el país. Sin embargo, las intenciones de reformarla se hicieron públicas a comienzos de 2019 y se avanzó en este sentido, a pesar de las manifestaciones de rechazo.

Con este panorama, en Neuquén temen que se retomen proyectos como el de Loncopué, con la mina de cobre en el vecino paraje de Campana Mahuida; el de Las Coloradas en las áreas Las Nenas y La Voluntad; o el del cerro Caycayen en Chos Malal.

Por eso, las organizaciones se declararon en estado de alerta «a pedido de los gobiernos nacional y provincial, ofreciendo un modelo de desarrollo basado en el extractivismo, el saqueo de los bienes naturales para ofrecer a los mercados y al pago de una deuda externa inconsulta y antipopular, a costa del deterioro de nuestra ‘Casa Común'»

Diario Río Negro