Santa Cruz/YCRT: pidieron ampliación del presupuesto para pagar deudas y sueldos

0
92

Miguel Arancio Guzmán, a cargo de la coordinación de la transición con las nuevas autoridades, sostuvo que siguen sin conocer el sucesor de Omar Zeidán, quien sigue “trabajando en la oficina”.

El 9 de diciembre TiempoSur publicó que todavía no estaba en vista que se nombre al sucesor de Omar Zeidán, interventor de  YCRT.

Hasta ayer la situación continuaba del mismo modo: sin nombres, sin transición y sin conocer si la carbonífera dependerá del Ministerio de la Producción, de acuerdo al cambio que realizó la gestión de Mauricio Macri; o de la Secretaría de Energía.

“Omar está trabajando en la oficina en Buenos Aires. Gestiona desde ahí y por ahora nadie se contactó con nosotros”, afirmó Miguel Arancio Guzmán, subgerente de Abastecimiento y encargado de coordinar la transición, pero que actualmente  además reemplaza a Sergio Lumachi, como Coordinador General de YCRT. En el área operativa está Carlos Ordoñez, que reemplazó a Mario Capello; y Cristian Rodríguez como gerente de Seguridad.

Junto a su equipo gestionan los salariosde diciembre pero también solicita recursos para que quien se haga cargo “encuentre un pasivo, en lo posible, en cero”.

YCRT mantiene deudas con los sindicatos, la ART, AFIP y proveedores.

 “Hay deudas y lo gestiona Omar. Estamos tratando de dejarla lo mejor que se pueda, pero que sea una empresa que esté funcionando”, aclaró y recordó que cuando se hicieron cargo solicitaban fondos pero “nos decían que para qué los queríamos, si no producía”. “Nos costó mucho gestionar la plata y queremos dejarla funcionando y mostrar que funciona y es por eso que queremos dejar todo ordenado y explicado para que cuando el Interventor se haga cargo, tenga una fuerte representación”, abundó.

DEUDAS

Estimó que el Gobierno nacional todavía no atendió YCRT porque “están con medidas urgentes que priorizan, estabilizando económicamente las cosas”.

Es por esto mismo, que adelantó el pedido de ampliación de presupuesto para 2020 que rondaría los 1500 millones de pesos aproximadamente.

“Esto es para pagar deudas y los sueldos. Esto lo advertimos ya en diciembre porque hay deudas de todo tipo”, subrayó.

Brindis y pedido de Zeidán

Por la red social Facebook el Interventor informó que realizó un brindis de fin de año en las oficinas de YCRT de Buenos Aires.

“Quiero brindar porque este nuevo año los empleados más que nunca entiendan que son el motor fundamental de esta empresa, que de ustedes depende el futuro, no de la política. Los interventores cambiamos pero los que van a hacer grande a YCRT son ustedes con su trabajo. No paren de trabajar, capacítense, den todo lo que esté a su alcance y más; no se conformen nunca, trabajen porque es su trabajo y esfuerzo lo que hicieron que nos pongamos en marcha”, señaló.

Pero hubo otra publicación -mucho más extensa- en la que marcó que “YCRT debe ser una empresa minera” porque “los relatos no la transformarán”.

En el escrito denunció que desde el 13 de agosto pasado “con el apoyo de actores de la política y de la Intersindical, un grupo de militantes decidió interrumpir nuestra produccióncontinua y dejar de sacar carbón”, y que “no trabajan desde entonces”, pero “permanecen atentos a que se les siga pagando sueldos y aguinaldo sin realizar ninguna contraprestación”.

Luego hizo un detalle de su gestión al advertir que “de no ser por esta interrupción perpetuada por un grupo minúsculo, hoy tendríamos un nuevo frente largo en explotación; hubiéramos exportado 5 (cinco) buques carboneros en este 2019; y 1400 trabajadores hubiesen cobrado $10.000 con el sueldo de noviembre y otros $10.000 con el de diciembre. Quienes representan a los trabajadores se esforzaron al máximo por impedirlo, hasta conseguirlo”.

Detalló que mediante nota gestionó una “ampliación del crédito presupuestario 2019 por $1488 millones para atender deudas sindicales, de obra social, ART, liquidaciones finales de fallecidos y empleados, y cuestiones importantes para la Cuenca como el pago del adicional a jubilados”; y 100 millones para “el pago de sueldos”.

“El nuevo relato tratará de desconocer lo que ellos nunca lograron a pesar de que dispusieron de todos los fondos que requirieron y más, para poner a YCRT en marcha después de 20 años, y es dable destacar que en la intervención Zeidán alcanzó dicha meta con escasísimos recursos”, sostuvo

Tiempo Sur