Salta: ¿Cómo crecer en tiempos de pobreza?

0
65

Salta está entre las cinco provincias más pobres del país. Los datos son alarmantes, más de 262 mil salteños están sumergidos en la pobreza. Según los últimos datos del Indec (primer semestre del 2019), el 41,8% de las personas tiene problemas para satisfacer sus necesidades más elementales, como comer.

Por Martín Rodríguez

Sin lugar a dudas, la emergencia alimentaria debe ser atendida de manera urgente, y el Plan Nacional Argentina contra el Hambre que lanzó el presidente Alberto Fernández es un punto de partida.

Ante esta gigantesca ayuda social de Nación, que se estima que serán $4 mil millones por año, Salta no deberá considerarse una isla. El Gobierno provincial deberá implementar políticas de crecimiento y tener un especial interés en un punto clave ¿Cómo crecer de manera sostenida en tiempos de pobreza y la desigualdad?

La ecuación es sencilla. La única forma de sacar a las personas de la miseria es con crecimiento productivo y económico ¿Será la minería, el campo o el sector agroindustrial el que tome la punta de lanza y permita a Salta salir de los peores indicadores sociales?

Mucho dependerá de la impronta que decida darle Gustavo Sáenz a la política económica para reactivar el empleo de calidad, donde la informalidad rompe todas las estadísticas. Uno de cada dos trabajadores en Salta está en negro.

En una provincia donde cada 100 pesos que se recaudan dentro del Estado, 70 se destinan para pagar sueldos, difícilmente se puedan generar políticas públicas eficientes en materia de seguridad, educación o salud. Por eso controlar el gasto del Estado y lograr que no crezca de forma desmedida será también tarea fundamental.

Posiblemente con el gasto que está realizando el Estado nacional, los sectores con emergencias alimentarias tengan una mayor contención. Por eso será tarea del Gobierno marcar un horizonte hacia donde quiere ir para estimular a las empresas para que puedan ser mucho más competitivas.

El diálogo maduro con los sectores productivos de la provincia será clave. No solo para conocer cuáles son sus principales obstáculos o prioridades, sino también para mostrar lógica en las acciones que se van a tomar en los próximos cuatro años de gestión.

El Tribuno