Santa Cruz: ¿Qué pasa con YCRT? Candidatos, rosca y posibles salidas

0
178

La empresa estatal santacruceña vive momentos de incertidumbre ante la escasa producción y la indefinición del nuevo Gobierno sobre su futuro. Los nombres que circulan, la postura del Gobierno provincial y la salida que comienza a gestarse

La reunión entre la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner y el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, volvió a poner en agenda el futuro del Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT), compañía estatal que aún se encuentra en manos del interventor Omar Zeidán, hombre designado para el cargo por Mauricio Macri en 2015.

El puntapié inicial respecto de un cambio en el manejo de la empresa santacruceña se dio en se dio a fines del año pasado, cuando la Gobernadora provincial recibió al subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Edgardo Depetris, quien fuera delegado gremial de YCF e YCRT, y en permanente contacto con la realidad de la cuenca carbonífera santacruceña. 

Según pudo saber La Tecla Patagonia, la intención del Gobierno nacional sería nombrar a un interventor, cuyo nombre se conocerá en los próximos días, que sea de la Provincia ni responda al Ejecutivo directamente, aunque si forme parte del mismo espacio político. Dicha conducción sería temporaria, ya que con un plazo de 6 meses, la idea sería avanzar en una «normalización» del yacimiento.

Hay dos candidatos para el cargo. Uno es el abogado laboralista y exasesor legal de los gremios ATE y Luz y Fuerza, Aníbal Díaz, hombre del riñón de Depetri. El otro que sonó fue Federico Bernal, director del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el desarrollo. (OETEC). Su vínculo es directo con Alberto Fernández, a quien asesora en materia energética.

En los seis meses de gracia la intención es que el Congreso trabaje en la nueva figura legal de la empresa. Hubo un proyecto impulsado por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner para la normalización, que aún se encuentra en carpeta, pero dependerá de la negociación abierta entre las partes.

Ayer, al informar la reunión con Cafiero, la Gobernadora santacruceña habló de «la necesidad de resolver sobre YCRT». En esa línea, contó que se habló también de «la terminación de la usina termoeléctrica, el desarrollo de la minería y la situación de nuestras poblaciones”. Uno de los condicionantes para que la Provincia asuma el control de la mina tendrá que ver con el estado de situación en que la reciba y la inversión nacional.

Hoy, la empresa no es sustentable debido a la baja producción, los altos costos de mantenimiento y la falta de obras de infraestructura que logren una mayor rentabilidad. Para la obra de la megausina hay capitales chinos interesados en finalizarla pero aún debe resolverse de dónde saldrán los fondos para pagar sueldos y garantizar el funcionamiento. Del avance sobre esos puntos, dependerá el destino de YCRT. Por ahora, sin el apoyo de Nación, mediante financiamiento y obras, no hay acuerdo.

La Tecla Patagonia