Chile: Consumo de agua de mar en la minería del cobre aumentará en un 156% al año 2030

0
137

El informe de consumo de agua y energía en minería del cobre 2019 – 2030, presentado por Cochilco y U. Adolfo Ibáñez, detalla además que el uso de agua continental disminuiría en un 6%. En tanto, la demanda de energía eléctrica pasará de 23,6 TWh en 2019 a 33,1 TWh en el año 2030, lo que representa un crecimiento de 41%.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) y la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez presentaron los resultados de los informes sobre proyección del consumo de agua y energía eléctrica en la minería del cobre 2019 – 2030 elaborados por Cochilco.

Durante la presentación de estos estudios, que corresponden a una línea de trabajo permanente de la entidad, el vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Marco Riveros, destacó la importancia del trabajo técnico que realiza la Comisión “ya que a través de éste contribuye a generar análisis sobre temas relevantes de la minería y a promover la discusión para que los agentes del sector tomen decisiones con la mayor y mejor información disponible”. Añadió que “la Institución, al ser el ente técnico del Estado sobre temas mineros, es fuente continúa de información para la formulación de las políticas públicas que requiere la actividad minera”.

Por otra parte, el vicedecano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, Eduardo Moreno, señaló que “este tipo de informes van en la línea que nosotros como Facultad queremos liderar: la construcción de un mundo sostenible, a través de la innovación y la creación de un ecosistema virtuoso”.

En tanto, el director de Estudios y Políticas Públicas, Jorge Cantallopts, sostuvo que “el objetivo de estos estudios es anticipar los posibles escenarios que vienen para el sector y ver cómo enfrentar los desafíos que ello conlleva”.

Cantallopts agregó que “hay una serie de factores que están marcando la actividad como la economía verde, la electro movilidad, las energías renovables, todas tendencias que implican una mayor demanda de minerales, y por lo tanto más consumo de agua y de energía”.

Presentaciones

La analista de Cochilco Camila Montes expuso las principales conclusiones del informe proyecciones del consumo de agua en la minería del cobre al año 2030 durante la cual detalló que el consumo de agua de mar aumentará en un 156% hacia dicho año respecto al 2019, llegando a 11 m3/seg, mientras el uso de agua continental disminuiría en un 6%.

Montes añadió que en las regiones más afectadas por la sequía la desalinización sería la solución para enfrentar esta crisis. En el caso de Antofagasta, el agua de mar representará el 65% del agua utilizada para la minería del cobre hacia el 2030, Tarapacá el 60%, en Atacama el 42% y en Coquimbo el 25%”.

Por su parte, la analista de Cochilco Rosana Brantes, quien presentó los resultados del informe del consumo de energía eléctrica en la minería del cobre 2019-2030, explicó que el consumo pasará de 23,6 TWh en 2019 a 33,1 TWh en el año 2030, lo que representa un crecimiento de 41%. “Esta alza se debe principalmente, a causas estructurales como el agotamiento de los minerales lixiviables y por el mayor tratamiento de concentrados lo que requerirá el uso de más agua. También al envejecimiento de las minas, la caída en las leyes minerales, lo implica mayor mineral a procesar y consecuentemente un mayor uso de electricidad en la molienda y conminución en el proceso de concentración”, puntualizó.

Portal Minero