Santa Cruz: El Gobierno Nacional realiza una visita técnica en YCRT

0
58

Será una “visita técnica” de las dos áreas que dependen del Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas.

Técnicos de la Secretaría de Minería y Energía visitarán la mina y la Usina Térmica de 240 MW. Los cuatro gremios con presencia en la empresa presentarán un documento unificado en el que reclamarán un nuevo interventor y la puesta en funcionamiento del Módulo 1 de la Usina.

Por Sebastián Premici

@spremici

El Gobierno Nacional concretará hoy una visita a Río Turbio para delinear los primeros pasos oficiales en YCRT. La comitiva estará integrada por “técnicos externos” de las Secretarías de Energía y Minería, quienes tienen por objetivo realizar una “inspección y elaborar un informe” según confirmaron a La Opinión Austral desde Nación. Los trabajadores, nucleados en ATE, APS, Luz y Fuerza y La Fraternidad, presentarán un documento unificado en el que plantearán la necesidad de designar un nuevo interventor (cuanto antes), la expansión del yacimiento y la puesta en funcionamiento del Módulo 1 de la Usina Térmica de 240 MW.

Será una “visita técnica” de las dos áreas que dependen del Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas. Desde Nación indicaron a este diario que los técnicos viajaron ayer. Uno de los puntos centrales del documento que estaban terminando de redactar el lunes por la tarde/noche los cuatro gremios junto a las autoridades locales apunta a la necesidad de establecer “una misma unidad económica para la Usina y la mina”. Es decir, que el carbón se convierta en un valor agregado para la generación de energía.

Durante los cuatro años de la Alianza Cambiemos, la Usina fue paralizada en su totalidad mientras que la Intervención de YCRT, a cargo de Omar Zeidán, achicó la empresa con despidos y retiros (in)voluntarios.

En 2017, la Alianza Cambiemos aplicó un primer ajuste en los gastos de capital (inversión) del 74 por ciento. Si en 2016, con el último presupuesto elaborado por la administración de Cristina Fernández de Kirchner, se le había asignado una erogación de 1.530 millones de pesos, al año siguiente se redujeron a 398 millones. Por su parte, en 2018 el Presupuesto para inversiones de capital fue de cero pesos. Sobre el cierre del año otorgaron 200 millones de pesos, pero que se utilizaron para gastos corrientes. En el Presupuesto 2019, la administración Cambiemos volvió a asignar cero pesos para inversión.

Esta fue la marca más clara de que Macri abandonaría a su suerte el proyecto energético de la Cuenca Carbonífera. Es más, las “inversiones” en equipamiento que llegaron a la Cuenca habían sido realizadas por la anterior administración, como por ejemplo los equipos polacos para el tercer frente que el macrismo nunca montó.

Un informe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), solicitado por la propia administración Macri, estableció que toda la obra de la Usina contaba con un 85 por ciento de avance físico (2015) y un 92 por ciento de la inversión financiera concretada. Pero el modelo económico cambiemita nunca tuvo en agenda generar energía a través del carbón. “La Usina nunca va a funcionar porque no hay carbón”, sostuvo en su momento Javier Iguacel, ex ministro de Energía.

Sin embargo, sobre el cierre de 2015, la Usina aportó al interconectado entre 60 y 70 megas durante las pruebas con CAMMESA. Después todo quedó en la nada. Por eso los trabajadores aprovecharán esta “primera visita oficial técnica” para plantear que están dadas las condiciones para la producción de energía. ¿Alcanzará solamente con una visita técnica?

Los cuatros años de desidia del macrismo no fueron inocuos; se perdieron las garantías sobre los equipos de la Usina, habrá que conseguir los códigos informáticos de Siemens, calibrar cada una de las 3.700 válvulas y “decisión política” dicen desde los gremios. De 70 trabajadores preparados y capacitados, actualmente quedaron 15.

El Estado Nacional también deberá resolver las cuestiones operativas vinculadas a la mina. Cuando se estaba preparando la producción de carbón para abastecer a la usina existían turnos de 250 trabajadores cada uno; tras los despidos ordenados por Zeidán, quedaron cuatro turnos de 150 cada uno. Aunque la mina está frenada desde agosto.

“En el frente 73 se sacaba entre 600 y 800 toneladas por turno, hubo otros que llegaron a sacar 1.000 toneladas brutas. Para la usina, por la planificación que se menciona, habría que sacar entre 1.200 y 1.300 toneladas por turno”, explicó a este diario Daniel Vega, trabajador del área de Seguridad Operativa de YCRT.

La semana pasada, este tema fue parte central de las reuniones que mantuvieron el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez y la ministra de Producción, Silvina Córdoba con Kulfas, como así también la reunión que tuvo la gobernadora Alicia Kirchner con el ministro coordinador de Nación, Santiago Cafiero. “Hoy siento que Santa Cruz es escuchada, que se ha puesto en valor a la gente y progresivamente iremos reactivando las obras públicas de energía, viviendas, y otras acciones que necesita la provincia. Es decir, energía para crecer”, sostuvo la gobernadora a LOA en su edición del pasado 26 de enero.

La Opinión Austral