Héctor Laplace sostuvo que «Las nuevas tecnologías van a traer un cambio indudable en la fuerza laboral»

0
86

Con la participación de representantes de distintas seccionales, el secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) dio apertura al Seminario Industria 4.0, un simposio dictado conjuntamente con la Universidad Nacional de General Sarmiento que busca profundizar en la relación de las nuevas tecnologías con el trabajo minero y la capacitación de los trabajadores frente a la irrupción creciente de la denominada Cuarta Revolución Industrial. En este marco, Héctor Laplace compartió con PANORAMA MINERO su visión del sector y el futuro de la minería, una industria en la que ya impera la tecnologización como modelo productivo.

Cada actor que participa en el área minera posee un rol determinante a la hora de instrumentar las políticas que impactan en la forma de hacer minería. ¿Cuál es la capacidad de acción que tienen como sindicato y cómo se trabaja en conjunto con esos otros actores?

Como organización sindical tenemos, entre tantas obligaciones, el deber de preparar a nuestros jóvenes dirigentes a partir de lo que se va a venir. Si no nos preparamos para estas nuevas metodologías en lo que respecta a la Industria 4.0 y para las transformaciones que vienen en el mundo del trabajo no podremos capacitar a nuestra gente. Toda esta tendencia va a traer, a partir de la robótica, el big data y las comunicaciones, un cambio indudable en la fuerza laboral y en el factor de recursos humanos de las empresas. Tenemos que prepararnos para defender los puestos de trabajo del presente pero también ir preparándonos para los nuevos empleados que pueda tener la industria. Indudablemente van a surgir nuevos perfiles y como organización sindical nos tenemos que poner a la vanguardia de estos cambios.

Sin dudas, en esta transformación también deben participar otros actores. El sector empleador va a tener que hacer su parte, y lo mismo sucederá en el sector de gobierno para tratar de ser más competitivos a nivel global y darle valor agregado a nuestros productos. Debemos dejar de ser meros exportadores de materias primas y recursos no renovables. Estas nuevas tecnologías van a ser utilizadas para todo esto que hoy reemplaza a las viejas industrias como puede ser la energética. La minería, una vez más, va a terminar siendo madre de industrias porque a partir de estas innovaciones se van a necesitar más recursos minerales. Este es el presente y futuro que tenemos en la industria en el siglo XXI. De alguna mina del mundo van a estar saliendo los minerales para llevar a cabo esta transformación; la minería es un sector clave.

Como la principal organización gremial minera del país, AOMA tiene una participación directa en el debate político. En relación a la Industria 4.0 y su injerencia en la fuerza laboral actual, ¿ya se percibe una situación problemática?

Cuando hablamos de actividad minera hay un sinnúmero de problemas por resolver. No solamente nos deberíamos detener en las nuevas tecnologías y la transformación que se avecina, sino en muchas cuestiones que todavía resta solucionar de forma integral en la República Argentina. En el panorama minero nacional tenemos provincias con leyes restrictivas a la actividad, y si bien contamos con una política nacional muy fuerte en aras de una minería responsable y sostenible, actualmente hay provincias que vienen haciendo caso omiso a eso. La economía, además, no nos ayuda. Y creo que si no damos sensatez a nuestra economía indudablemente que las inversiones no van a llegar al país. La legislación nos tiene que permitir una seguridad jurídica al inversor; hablamos de grandes inversiones a muy largo plazo por lo cual si no ofrecemos garantías tampoco vamos a tener las inversiones necesarias para desarrollar al país. Hay un combo de situaciones que nos ponen piedras en el camino, pero confiamos que de a poco y con la colaboración de todos vamos a poder ayudar a la dirigencia política para avanzar en una minería sana, responsable y ambientalmente sustentable que mejore la calidad de vida de la gente. La organización siempre ha pretendido destacarse en eso y seguiremos trabajando en el mismo camino.

¿Cómo cree que se puede dar valor agregado a la minería argentina y en qué medida el sector podrá colaborar a mejorar una economía inestable y necesitada de divisas?

A nadie escapa que hoy en Argentina estamos exportando los minerales sin darle ningún tipo de valor agregado. Pero al momento de pensar en minería, en la actualidad no solamente hablamos de los minerales tradicionales como el oro, la plata o el cobre. Se avecinan nuevas posibilidades y nuevos minerales que van a ser utilizados en esta nueva corriente tecnológica; por ejemplo el caso del litio, indispensable para la fabricación de baterías, o el potasio, que es otra de las alternativas que se barajan. Creo que nos tenemos que poner a pensar seriamente si estamos en condiciones de avanzar en la cadena de estos minerales, siempre estando comunicados con el mundo y tratando de ser altamente competitivos. También es justo mencionar que para dar valor agregado necesitaremos insumos en la importación porque no todo podremos hacerlo en la Argentina; pero una de las alternativas que vamos a tener a partir de esta nueva transformación en el mundo del trabajo es que si somos capaces de darle competitividad a nuestra industria vamos a poder abrir nuevas y mejores fuentes de trabajo. Ojalá que tengamos esa capacidad y podamos darle una mejor calidad a nuestra gente.

En consonancia con la necesidad por insertar al país en la Industria 4.0, el Presidente de la Nación respaldó recientemente al sector minero y señaló que enviará un proyecto de ley para facilitar el desarrollo de la cadena de valor industrial, tecnológico y de servicios. ¿Qué visión comparte AOMA con el gobierno nacional?

El gobierno ha hecho declaraciones muy concretas sobre nuestra actividad. Como siempre lo hemos hecho, nosotros no queremos poner piedras en el camino. Muy por el contrario, estamos dispuestos al diálogo y a tratar de ir resolviendo las situaciones que se presentan. Tenemos una excelente relación con el gobierno nacional y muchas expectativas de cara al futuro porque en minería no podemos estar hablando de corto o mediano plazo. La seguridad jurídica se da a través del tiempo y si somos capaces de establecer nuevas normas para transformar a la actividad en una verdadera política de Estado va a llevar un poco de tiempo.

Panorama Minero