Río Negro: Cambios en la empresa minera de Andacollo reabren interrogantes

0
93

Fue desplazado el gerente de Trident. La nueva administración solicitará cambios al contrato que firmó con Cormine.

Por Andrea Durán

La mina de Andacollo volvió a tener movimientos administrativos antes de poder reactivar la producción de oro y plata. Trident Southern Explorations de Argentina SRL removió “sin causa” al gerente Mischa León Aleksander, quien había sido la cara visible del proyecto frente al gobierno provincial, y ahora busca cambios en el contrato de usufructo firmado a fines del 2016 con la estatal Cormine.

El mes pasado, el nuevo presidente de la firma, Lawrence Ronald Crow, comunicó a sus empleados que se descubrieron “numerosos problemas” cuando tomaron el control de la minera -supuestamente ocasionados por el anterior gerente- y anticiparon que aguardan reuniones con el gobernador Omar Gutiérrez, el ministro de Energía, Alejandro Monteiro, y el titular de Cormine, Martín Irigoyen, para “llegar a un acuerdo” por el contrato.

Según la comunicación que circuló entre el personal de la empresa en los últimos días de febrero, los grupos de inversión que comprometieron los fondos para el desarrollo del proyecto se están limitando, por ese motivo, al envío de los salarios de los empleados y a gastos de funcionamiento.

El contrato que firmaron en septiembre de 2016, comprometía a Trident a iniciar la producción de oro y plata en los dos años siguientes y a mantener un ritmo de procesamiento de mineral no inferior a 500 toneladas por día.

Según plantearon los trabajadores esta semana, luego de protagonizar medidas de fuerza por atraso en el pago de salarios, la producción nunca pudo comenzar.

El acuerdo entre la empresa y Cormine se firmó por 25 años con posibilidad de prórroga y la empresa comprometió una inversión de 164 millones de dólares para todo el plazo.

Si bien llegó a incorporar una nueva planta de procesamiento y amplió la cantidad de trabajadores de la mina, la dificultosa llegada del dinero por parte de los inversores fue una complicación desde el comienzo. En septiembre del año pasado, el ahora desplazado León Aleksander había admitido dificultades financieras de la empresa y las había justificado en las medidas de control de capitales dispuestas por el gobierno nacional y “el fallecimiento de un inversor”.

Trident Southern Explorations se presentó a la licitación con un compromiso de financiamiento de una empresa de bienes raíces estadounidense por 100 millones de dólares para su proyecto. En la propuesta de inversión había reconocido entre sus fortalezas la “liquidez” de sus inversionistas en Estados Unidos y su vínculo con refinerías suizas como la MKS.

El dato

500

    toneladas por día de mineral tendría que estar procesando Trident en esta etapa del contrato, según lo comprometido en el plan de inversión.

Diario Río Negro