Catamarca: Los Apuntes del Secretario defienden la gestión macrista en YMAD

0
114

Los temas referidos a la minería, al parecer, hay que aclararlos cada nada. Lo vamos a seguir haciendo hasta que se despeje la última duda. El domingo pasado, en un comentario que no pertenece a El Esquiú, se afirmó que con la asunción de Fernando Jalil como presidente de YMAD Catamarca recuperaba la presidencia del organismo interestadual y la mayoría en el directorio, cuestiones que supuestamente, según el análisis de marras, no tuvo durante los cuatro años de Macri. Se trata de dos falacias gigantescas. Si bien es cierto que, desde lo objetivo, no tenía un presidente de Catamarca, con el abogado Santiago Albarracín primero y con el contador Luis de Miguel en los últimos tiempos -ambos nombrados por el expresidente-, en los hechos los dos “pateaban” a favor de la provincia. Y si esto resulta irrefutable, lo de la mayoría no es más que una consecuencia. En los cuatro años del gobierno de Cambiemos, el entendimiento entre el presidente y el gobierno de Lucía Corpacci respecto a la minería fue ciento por ciento. No lo decimos nosotros. Lo dijo Macri en varias oportunidades, una de ellas durante su último discurso -1 de mayo de 2019- de inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso.

La prueba más evidente de lo antedicho surge el día de la votación -3 de octubre de 2019- del proyecto para alquilar las instalaciones que usó Minera la Alumbrera (un porcentaje es de Catamarca por la UTE que la empresa conformó con YMAD) durante los años de explotación a la canadiense Yamana, operadora de Agua Rica. En aquella jornada, Luis de Miguel y los directores de Catamarca, Ángel Mercado y Daniel Barros, aprobaron por mayoría el acuerdo que permitió el adelanto de dinero que podrá salvar a una empresa muy cara a los sentimientos provinciales: Farallón Negro. ¡Cómo que no teníamos mayoría durante el macrismo! Por el contrario, la Universidad de Tucumán quedó con sus dos directores en minoría y, a pesar de estar presentes aquel 3 de octubre en el edificio central de Bartolomé Mitre, en la Capital Federal, no asistieron a la asamblea. Para seguir poniendo las cosas en claro, hay que agregar un dato. Durante la presidencia de Manuel Benítez, avalado por el kirchnerismo y el ministro de Planificación de entonces, Julio de Vido, Catamarca quedó varias veces en minoría por la yunta entre el expresidente y los tucumanos. Era la época en que entraban a raudales los ingresos por la explotación de Alumbrera y Benítez se daba el lujo de repartir dineros y prebendas entre sus amigos. De esto, quedan por escribir largas historias. Por lo pronto, con Fernando Jalil, contamos con un presidente catamarqueño y mantendremos la mayoría que ostentamos durante los cuatro años de macrismo. ¡Qué nadie engañe a nadie!

El Esquiú.com