Oro. Los millonarios doblan su apuesta a pesar de las caídas

0
36

El oro entra en pérdidas anuales a causa del coronavirus, el dólar le gana la partida como activo refugio y los inversores retiran sus posiciones en el metal amarillo para aumentar su liquidez. Esta combinación hace que grandes millonarios se lancen sobre esta materia prima

Raúl Poza Martín

El oro entra en pérdidas anuales al cerrar en negativo la semana pasada por primera vez desde septiembre y se deja más de un 6% este mes. Todo porque los inversores quieren llenar de liquidez sus carteras para cubrirse ante la expansión del coronavirus. Pero esta situación también provoca que grandes fortunas aumenten su apuesta por el metal amarillo.

Pese a las caídas, el oro sigue siendo el activo que menos cae este curso, por lo que hay grandes inversores que siguen viendo al metal amarillo como un activo de seguridad ante tiempos convulsos por la economía.

Tal es el caso del multimillonario egipcio Naguib Sawiris que aumentó su exposición al oro en medio de la volatilidad de la semana pasada aprovechando los precios actuales.

Sawiris cree que cuando hay una crisis y los inversores quieren cubrir su coste de márgenes el oro acaba subiendo y es una buena oportunidad de inversión.

Lo que también gusta a este tipo de inversor son noticias como la anunciada por el propio país de Sawiris, Egipto, que dio a conocer una nueva licitación de exploración para la extracción de oro.

Así, en declaraciones a Bloomberg TV, Sawiris aseguró que seguirá aumentando sus posiciones, sobre todo en empresas mineras, “porque el coste de producir una onza es mucho menor que el precio del oro en sí mismo”.

Y es que el propio Sawiris se encuentra en conversaciones con el gobierno de Egipto para comprar una participación de calado en la minera estatal, Shalateen.

Peter Grosskopf, director ejecutivo de Sprott, se mueve en la misma línea de Sawiris y cree que el oro tiene tasas de margen “pésimas”. Pero, en cambio, los inversores a largo plazo, y que no están sujetos a presiones de márgenes, “serán recompensados” al invertor em oro.

El dólar continúa como refugio

Este tipo de movimientos pueden explicar las revalorizaciones puntuales del oro como la acaecida el viernes, cuando subió un 1,86%, lo que ayudó a suavizar las pérdidas semanales, aunque no sirvió para recuperar los 1.500 dólares por onza.

Aún así, los inversores ven en la actualidad al dólar como una inversión con un carácter más de refugio que el oro y por este motivo el billete verde, como comúnmente se conoce al dólar, marca máximos contra sus pares como la libra, la cual se mueve en mínimos de hace 35 años.

El dólar parece inmune a los recortes de tipos de interés realizados de forma urgente y por sorpresa por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y a las mismas decisiones por parte de sus homólogos a nivel mundial y las compras de deuda de estos.

Finanzas.com