Congresista demócrata pide monedas de 1 billón de dólares para cubrir el gasto del Covid-19

0
44

La congresista demócrata por el estado de Míchigan, Rashida Tlaib, nunca tuvo miedo de expresar su opinión sobre la Administración estadounidense: desde sus llamamientos para cerrar el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), hasta su intento de destituir al presidente Trump. Ahora salta a los medios poniendo sobre la mesa la petición de acuñar dos monedas de platino, con valor nominal de 1 billón de dólares cada una, con la finalidad de financiar un ingreso básico universal temporal que se distribuiría entre todos los habitantes de Estados Unidos, ilegales incluidos.

por José María Martínez Gallego

En un intento por ayudar a aliviar la carga económica y social de la pandemia del coronavirus en los estadounidenses, la representante demócrata por Michigan, Rashida Tlaib, lanzó un plan para lo que es esencialmente un ingreso básico universal temporal (UBI) que se distribuiría a todas las personas en Estados Unidos, incluidos los inmigrantes ilegales, y se financiará mediante la acuñación de dos monedas de 1 billón de dólares de valor nominal.

«Hola @realdonaldTrump, proporcionemos alivio de esta crisis a las personas entregando tarjetas de débito precargadas a cada persona en Estados Unidos«, tuiteó Tlaib durante el fin de semana. «Sin deuda adicional, solo acuñaremos dos monedas«.

El plan, descrito en la web de Tlaib, enviaría una tarjeta estatal de débito con 2.000 dólares precargados a cada persona en los Estados Unidos y la recargaría con 1.000 cada mes «hasta un año después del final de la crisis del coronavirus«.

El plan de Tlaib sigue de cerca las líneas de la propuesta de UBI del ex candidato presidencial Andrew Yang que hizo que su campaña fuera extraordinariamente popular entre un público radical. Pero al igual que propuestas similares para combatir el coronavirus del representante Tulsi Gabbard, demócrata por Hawái y el senador Mitt Romney, republicano por Utah, la entrega de Tlaib solo sería temporal, en contraste con el UBI permanente de 1.000 dólares permanentes al mes de Yang. Es decir, sueldo permanente a cuenta del estado.

Tlaib aprovecharía una oscura disposición de la ley federal que aparentemente le permite al Tesoro acuñar monedas conmemorativas para que la US Mint (Casa de la Moneda de los Estados Unidos),  realice «dos monedas de platino de 1 billón de dólares» que compraría la Reserva Federal «al valor nominal completo«.

«Este enfoque preservaría la separación histórica entre la política fiscal y monetaria y evitaría enredos financieros entre el Tesoro y la Reserva Federal, lo que eventualmente socavaría la independencia de la Fed«, explica el plan de Tlaib.

La idea de acuñar monedas con faciales de billones de dólares fue discutida durante la administración de Obama cuando Estados Unidos se enfrentó al incumplimiento de su deuda, pero nunca se la tomó muy en serio. Se arriesga a la inflación, pero más significativamente, según sus críticos, tal truco no sería un buen aspecto para los Estados Unidos a nivel internacional.

Oroinformacion.com