Economía y pandemia: «hay empresas que no pueden pagar los sueldos de marzo», dijo Laplace

0
78

La crisis es insoslayable. Venía desde hace dos años, dijo Laplace y ahora se agravó con la pandemia. Afecta a la esfera pública y la privada. Recortes en las cementeras y también en el Municipio. cayó la recaudación y la coparticipación. la economía paralizada

Cacho Fernández

cfernandez@elpopular.com.ar

Tras el ajuste y la recesión, la situación económica se terminó agravando aún mas a causa de la pandemia que hoy sacude al mundo. La crisis es general y afecta lo público y lo privado. La minería en Olavarría, si bien ya estaba pasando por un mal momento, hoy naufraga entre una parálisis casi total y la incertidumbre.

Para el titular de Aoma a nivel nacional, Héctor Laplace, «algunas empresas ya no dan más, pero no vamos a permitir ni suspensiones ni despidos. Estaremos muy firmes en esa posición».

La conducción del gremio se viene reuniendo vía digital «con todas las cámaras», puntualizó Laplace, tras lo cual y preguntado si estaba de acuerdo con este parate general a causa de la cuartena, recomendó «encontrar un equilibrio entre la economía y las medidas como ésta. Pero estamos muy preocupados por lo que está pasando y confío en que el Poder Ejecutivo Nacional va a tener el buen juicio suficiente para encontrarlo».

Del mismo modo, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMO), José Stuppia, confirmó el recorte de horas extras que decidió el Ejecutivo Municipal, «salvo en el área de Salud», aclaró, y añadió que podría haber algún otro en el sector de los talleres de Cultura, pero que «todavía no está confirmado», puntualizó.

Stuppia se lamentó la falta de unidad en el gremialismo, aunque rescató la figura del titular del CECO, Miguel Santellán, con quien dijo tener «excelentes relaciones». Y, junto con una porción de otros dirigentes que exceptuó, lo diferenció de gran parte del universo total.

La minería

Aunque Laplace cree que «habría que aguardar lo que vaya resolviendo el Ejecutivo Nacional», igualmente calificó a la situación actual como «crítica…, muy crítica», dijo.

Luego, atendiendo la gravedad de la pandemia pero también de la economía, recomendó «encontrar un equilibrio entre ambas situaciones».

Héctor Laplace cree que si se continúa la cuarentena, ésta será un poco menos estricta, al menos para algunas ramas de la producción. «Creo que se va a hacer alguna excepción y se va a ampliar la posibilidad de habilitar algunos rubros para sostener el empleo. Yo confío en eso, pero no por ello dejamos de estar muy preocupados por lo que está pasando».

Sostuvo que venían con «reuniones permanentes, no presenciales -aclaró- con todas las cámaras, controlando todo y estando muy atentos a todo lo que está sucediendo con los puestos de trabajo».

Tal como lo puntualizó ayer el presidente de la UIO, Carlos Orifici, «lo que preocupa es el parate que existe en la construcción porque no solo paraliza la producción de insumos sino que también pone en riesgo los empleos formales e informales. Por eso, nuestra mayor misión es cuidar los puestos de trabajo».

Corroboró lo publicado ayer por este diario en cuanto a que las cementeras ya les habría comunicado a sus contratistas la decisión de no continuar con algunas actividades que, como advirtió Laplace, «atenta contra los empleos de terceros. Esto también ha sido motivo de queja y de conversación con los empresarios porque también ahí tenemos personal que representamos. Es cierto que una calera y una cantera ya han manifestado que no dan más y no pueden pagar los sueldos. No han podido abonar marzo», puntualizó.

Preguntado si se va a aceptar rebajas salariales, admitió que eso «es uno de los temas que están hablando en las reuniones.

¿Aceptarían algo así?

–Será motivo de conversación pero todo dependerá de lo que decida el Presidente y si se pone o no en marcha la obra pública que nos permitiría salir un poco a flote.

Lo público

Pero no solo en lo privado la pandemia está haciendo estragos, también en la esfera pública. El Intendente ya decretó la emergencia, lo que se traducirá, según especificó Stuppia, en un recorte general de horas extras menos en el área de Salud. El tema es que muchos empleados han incorporado este concepto como parte del salario que les permite engrosarlo más allá de los aumentos de paritarias.

Pero el recorte de horas extras no solo exceptuará Salud sino también Desarrollo Social y áreas afectadas a la pandemia y al impacto en la población.

Como también es cierto que sí avanzará sobre algunos contratos «muy temporarios o eventuales, para fiestas determinadas en el área de Cultura».

De todos modos, en el Municipio piensan que «la Nación tendrá que asistir a las comunas», porque, por ejemplo, ya cayó cerca de un 25 por ciento la coparticipación provincial y el impuesto a la piedra también va a caer un porcentaje similar. «Ya está cayendo», respondieron cuando les fue preguntado sobre los alcances del impacto.

El Popular