Para Carlocchia “cuando pase la pandemia se terminaron las especulaciones si hacemos o no minería, ya no hay lugar para esa discusión”

0
343

No son días sencillos ni para el país ni para el mundo, y la minería no escapa a esta situación. El coronavirus paralizó la industria en Argentina hasta el pasado viernes, cuando el gobierno la declaró como una de las actividades esenciales generando la vuelta a la actividad,  y quien mejor que el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros Alberto Carlocchia, que explica en esta nota con Once Diario con lujo de detalles cómo fueron estos días y principalmente que piensa sobre el futuro de la industria minera en el país.

Por Eduardo Fleming

Carlocchia desde su hogar, destacó el “trabajo en conjunto” que realizaron en estos días, e hizo hincapié ante Once Diario en que en una “situación sin precedentes”,  “hemos hablado mucho con Héctor (Laplace, secretario general de AOMA) y con Hensel  (Secretario de Minería de la Nación), con un trabajo de confianza muy interesante, donde me sentí muy cómodo al estar con gente de primera que suma”.

El presidente de la CAEM dejó en claro que en el país “no son momento de críticas ni de grietas” sino que son “omentos para sumar y multiplicar”.

OD:- ¿Cómo se trabajó en estas semanas sin minería?

AC: Se trabajó muy bien y muy a conciencia, con mucha seriedad y honestidad, tratando de sumar, donde hemos hecho conferencias telefónicas entre Héctor Laplace y Alberto Hensel, los tres para ponernos de acuerdo en diferentes aspectos para poder sumar y tirar todos del carro, son momentos sin precedentes en la historia contemporánea, es una crisis tremenda a nivel mundial.

OD:- Se vieron diferentes maneras de encarar el freno de la producción en algunos países, ¿A qué se debió eso?

AC:- En cada país uno tiene que tener las consideraciones típicas de cada uno, hay países donde la minería  mueve  y tracciona todo el resto de la economía, como Chile donde la minería es la base de la economía, en Argentina hoy no sucede eso, pero nadie dice que el día de mañana no pueda ser una de las bases de la economía y que traccione mucho más de lo que tracciona hoy, pero también es cierto que  cada país ha tomado decisiones en función de sus propias características y circunstancias, Argentina privilegió en un primer momento todo aquello que hacía su necesidad de abastecimiento interno, algunos colegas me preguntaban porque el petróleo el gas eran actividades esenciales y no la minería, y les decía que la gran parte de nuestra actividad tiene más que ver con el consumo externo y no interno, vos no podés desabastecer de energía y combustible a un país, porque en circunstancias críticas es una de las cosas que más se necesita.

OD:- ¿Cómo fueron las gestiones realizadas ante el gobierno para que la minería sea declarada cómo actividad esencial?

AC:- Hemos conversado con el gobierno nacional a través de Alberto Hensel que ha trabajado de manera maravillosa y hoy tenemos a la minería declarada como una actividad esencial, creo que son momento y procesos que uno tienen que pensar más que nada en el país y en el conjunto más que la individualidad y el  sector. Nuestro interlocutor es el Secretario de Minería, él es el que tiene que hacer política dentro del gobierno, nosotros somos el sector privado que acompañamos en función de las necesidades y circunstancias donde hablamos el mismo idioma con el Secretario de Minería y tenemos la confianza suficiente como para plantear cosas y que él plantee las propias también, por lo que no necesitamos hablar directamente con el Ministro teniendo un interlocutor como el secretario de Minería que tenemos.


OD:- ¿Y en la CAEM de qué manera trabajaron durante esos días?

AC:- Dentro de la CAEM, hemos mantenido una muy buena comunicación dentro del comité ejecutivo, con un muy buen trabajo con las cámaras provinciales, creo que la articulación con cada una de las provincias ha sido fundamental, y cada provincia tiene sus características e incluso cada proyecto es distinto al otro, entonces muchas veces como nos pasó con el protocolo de bioseguridad, que es una elaboración propia de la cámara que pone a disposición de las cámaras provinciales para que cada miembro lo pueda usar o adaptara las características propias de su proyecto, pero con una sola premisa que es el resguardo y seguridad de sus trabajadores y de sus familias, y  puedan adaptar bajo esas circunstancias. En general hemos actuado muy bien en bloque se ha trabajado muy bien en equipo, con mucha confianza y honestidad, por lo que lo único tengo son palabras de elogios para todos los actores

OD:- ¿Hubo diferencias dentro de las empresas en cuánto a los pedidos para que se reactive la actividad lo antes posible?

AC:- Como siempre pasa En todos los rubros, siempre hay una oveja descarriada, pero  uno no empaña el trabajo en conjunto, porque al final del día terminan entendiendo que el todo es más importante que el individuo y sobre esa premisa se trabajó muy proactivamente y eso ayudó al dialogo con las autoridades y gremios, no tengo de que quejarme sino que son todos agradecimientos, a la fecha todos hemos trabajado muy proactivamente y a conciencia, a veces con prueba y error porque estamos ante situaciones inéditas y sin soluciones mágicas,  es laburo y pasar la coyuntura, tirar todos del mismo carro, esto es un país no solamente el sector.

OD:- En estos días se vio una colaboración importante de las empresas mineras ante la pandemia, ¿qué análisis hacés al respecto y si piensan incrementar estas ayudas?

AC:- A nivel regional o provincial todas las mineras estamos colaborando en función de las necesidades de cada región, no son momentos de especulación, son momentos en donde el que puede ayuda y él que no puede acompaña, las empresas mineras tal vez tienen la posibilidad de acceder a insumos y suministros que la gente común no puede, con lo cual eso genera una situación de más posibilidades, he visto proveedores mineros que han colaborado, he visto comunidades enteras que se movilizan y ayuda, la verdad que no veo quien puede negarse, creo que es lo que corresponde uno no  puede escatimar no ponerse a especular ni mucho menos y también estamos analizando si podemos hacer más, eso va a ir de acuerdo a las posibilidades y a las necesidades.

OD: Con la vuelta a la actividad, ¿qué va a pasar con los trabajadores que viven en otras provincias donde se desarrolla el proyecto?

Eso va a depender más que nada de las posibilidades de transporte, hoy por hoy la  vuelta a la operación va a ser paulatina y se tiene que privilegiar al trabajador de la provincia en el reinicio de las actividades, pero o hay que apresurarse porque es imprescindible que se cumplan las pautas de control sanitarios correspondientes y que los protocolos de cada provincia se pongan en funcionamiento y haya una estructura organizada entre empresas y autoridades, sindicato en cada una de las provincias, cada una tiene su Comité de emergencia y el mismo es soberano y con ellos hay que trabajar junto a autoridades y sindicato ara que paulatinamente la industria se reactive.

OD:- Uno de los temas que más preocupó, principalmente a los trabajadores, fue el referido a sueldos e hipotéticos despidos, ¿qué resultados tuvieron las negociaciones?

AC:- Algo que hemos hablado con Héctor (Laplace) desde el primer día es tratar de preservar los puestos de trabajo, vamos a ser lógicos, en esto  hemos coincidido con Alberto Hensel y con Hector Laplace, en algún momento esto se va a terminar y la vuelta a la normalidad tal vez no se de de la noche a la mañana pero va a ocurrir, y no podemos por la coyuntura pensar en el dia después, creo que todas las acciones que se toman ahora tienen concordancia con la vuelta a la operación pensando en mañana y dentro de eso hemos coincidido los tres si que si la Argentina estaba en una situación crítica antes de la pandemia ,no me quiero imaginar cómo nos va a encontrar el día después de la pandemia.

OD:- Justamente con la crisis que dejará esta pandemia, ¿consideras que es el momento que la minería tome en papel preponderante en el país para reactivar la economía?

AC:- Creo que se terminaron las especulaciones si hacemos o no minería, creo que ya no hay lugar para esa discusión, en un país que va a necesitar si o si levantar nuevamente su actividad económica, su estructura productiva, y tal vez con un nivel de desempleo a raíz de la caída de la actividad económica  fuera de lo común, entonces creo que hoy lo más importante es pensar en la gente ayudar a la gente, la salud sin descuidar en la medida de las posibilidades la actividad económica, pero tener la clara convicción que el día que esto termine se terminó la discusión que si se hace o no se hace minería, si entramos en esa discusión el país se cae a pedazos. Estoy seguro que coincidimos con Héctor y con Alberto, lo hemos hablado los tres, y lo hemos hablado internamente en la Cámara también, hoy estamos pensando en la coyuntura, como ayudamos, como acompañamos, cada empresa en la medida de sus posibilidades y la industria en su conjunto también, pero no podemos dejar de pensar de que el día que esto pase porque algún día va a pasar y espero que con la menor cantidad de víctimas posibles, pero cuando esto pase se acabó la discusión de sí se hace o no se hace minería, o se hace minería o hay regiones que no levantan más, no hay vueltas, no nos podemos poner a discutir eso el día después, no hay lugar a ese tipo de discusión el día después, esto no impide que nosotros sigamos después de esta instancia en nuestro trabajo de relacionamiento con la sociedad, lo que siempre he dicho ese cambio de paradigma en el cual nuestra relación con la sociedad tiene que cambiar a partir de actitudes propias nuestras, eso no varía, pero no para ponerme a discutir si lo hago o no lo hago, y lo digo con muchísima honestidad intelectual te lo digo, no creo que haya lugar para despreciar ninguna actividad económica o productiva después de esta pandemia, la situación va a ser de tan criticidad que  no nos podemos poner a discutir si hacemos o no algo, obviamente hay que hacerlo bien sino no sirve, pero no nos pongamos a discutir cosas que van a ayudarnos a salir adelante mucho más rápido que si no lo hiciéramos, estoy hablando de cualquier actividad económica, no me circunscribo solo a la minería, pero la minería es una de ellas, sobre todo en regiones que hoy estaban necesitados imagínate el día de mañana.

OD:- ¿Qué mensaje te gustaría transmitir en esta vuelta a la actividad minera?

AC:- Me parece muy importante destacar el hecho que vuelva la actividad minera a sus operaciones normales, no quita que se haga de manera paulatina, ordenada y coordinada con los estados provinciales, con sus comités de emergencia y con las representaciones sindicales de cada una de las provincias y de manera ordenada y sin lugar a dudas privilegiando la implementación de los protocolos de seguridad y de salud necesarios en situaciones como esta, la coyuntura la vamos y tenemos que pasar laburando en equipo, pensando en la gente y como siempre hay que pensar en la gente  poniéndola en el centro del interés de esta situación, como de cualquier situación,  el ser humano es el centro de nuestra cotidianeidad y mucho más aún en una situación como esta.

Once Diario