Ventajas diferenciales en producción de litio

0
211

Un recurso minero se tornó estratégico en los últimos años y actualmente varios sectores ponen el ojo para su explotación y comercialización a escala mundial. El litio se ha convertido en una gran oportunidad industrial. De esta manera, analistas y ejecutivos de empresas mineras destacaron que el país cuenta con “elementos diferenciadores” para seguir desarrollando la industria del litio.

Las proyecciones optimistas sobre la actividad fueron señaladas por los especialistas Carlos Galli, ingeniero con amplia experiencia en proyectos de litio en Argentina, y José Hofer, analista senior en la consultora inglesa Benchmark Minerals Intelligence y ex directivo de la compañía chilena SQM.

Durante un webinar organizado por la publicación local “Panorama Minero”, Galli señaló que “más allá de las fluctuaciones de precio, el litio sigue siendo una oportunidad, porque los fundamentos de la demanda son sólidos”.

Señaló que “el país cuenta con salares diversos en distintas provincias, con diferentes regímenes hídricos y químicas muy variadas en su salmuera, hasta complementarias”, lo cual “es muy bueno porque se distribuyen los riesgos y aumentan las posibilidades de generar sistemas de suministro confiables”.

Galli se refirió a las posibilidades de dar valor agregado y añadió que una de las claves para ganar posicionamiento está en la recuperación de las plantas de litio, “que hoy es baja, del 50% o menos”.

Es decir, indicó, “más de la mitad del litio que entra en la salmuera no llega al producto final”, y en esta materia “se puede mejorar el conocimiento de la química y utilizar nuevas tecnologías”.

Galli destacó que “cada vez hay más tecnologías disponibles para las operaciones de litio que hay que tener en cuenta”, lo cual “nos puede brindar una posibilidad de mejora en la calidad del producto final”.

El especialista dijo que “nos juega también a favor el esquema de regalías, que es un porcentaje fijo”, mientras “en Chile el porcentaje aumenta con el precio, al punto que para precios de más de USD 10.000 por tonelada, el 50% del costo total o más llega a ser regalía”.

Hofer, por su parte, señaló las chances del litio local en la cadena de suministro de las baterías Li-Ion, uno de los segmentos a los que se deberá prestar atención para evaluar cómo evoluciona la recuperación del mercado en los próximos meses.

La crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus, observó, “tuvo impacto sobre ambas caras, la oferta y la demanda”.

“Si comparamos las ventas de vehículos eléctricos del primer trimestre de 2020 vs. 2019, hay una reducción cercana al 20%; y por el lado de la oferta de litio y sus materias primas, ajustamos un pronóstico de un 10% hacia abajo”, precisó Hofer.

Agregó que “esos son los efectos inmediatos de la pandemia”, mientras que en el mediano plazo “habrá un efecto en la producción de esos vehículos, ya que ninguna planta reanudará de inmediato su ritmo al 100%”.

Hofer recordó que en China muchas plantas automotrices, y también de productores de baterías y cátodos, cerraron a fines de enero y principios de febrero.

“Lo mismo sucedió con fabricantes norteamericanos y europeos hacia mediados de marzo y la reanudación de esas actividades no sucede del 0% a 80% de utilización inmediatamente, sino que va siendo gradual”, advirtió.

Tras la reducción coyuntural de oferta y demanda, dijo Hofer, más a largo plazo “vendrán los coletazos de la recesión, ya que van a haber restricciones a nivel fiscal y presupuestario de los mismos consumidores”.

El mercado mundial de compuestos de litio alcanzó un volumen de 260.500 toneladas en 2016, y se espera que el mercado alcance un volumen de 399.800 toneladas para 2022, con una tasa compuesta anual compuesta de crecimiento de más del 7% durante el período 2017-2022. En 2018, el precio del litio por tonelada ronda los USD 16.500. 

Las baterías de iones de litio, que se utilizan principalmente en dispositivos electrónicos portátiles, como vehículos eléctricos, cámaras, marcapasos, teléfonos inteligentes y relojes, son una de las razones de la popularidad del metal en los negocios científico-técnicos. El aumento del uso de estos dispositivos impulsó la demanda de baterías de iones de litio en los países emergentes como China, Corea del Sur, India y Brasil.

El Litoral