Zumo de naranja, arroz y oro, las tres commodities que más se han revalorizado en 2020

0
38

El oro, al igual que otros metales preciosos como la plata o el platino, comparte su condición de activo de inversión con el de commodity o materia prima industrial. Atendiendo a esta condición, el metal precioso se sitúa en el tercer puesto entre las commodities que más se han revalorizado en lo que llevamos de año 2020.

por José Ángel Pedraza

Commodity es un término inglés que se ha trasladado al vocabulario económico de otros idiomas, el nuestro entre ellos. Sirve para designar aquellos productos, mercancías o materias primas producidas por la naturaleza que tienen un valor económico, generalmente expresado en dólares.

Los metales preciosos, especialmente el oro, la plata y el platino, tienen esta condición, ya que cuentan con numerosas aplicaciones en el ámbito industrial (electrónica, química, farmacéutica, automovilística…), por lo que es habitual compararlas con otras commodities con las que, a primera vista, comparten escasas propiedades.

Según un estudio publicado en Materials Risk, cuando se cumplen tres meses de la sacudida que supuso para los mercados el inicio de las medidas restrictivas para controlar la pandemia de Covid-19, es el momento de analizar la repercusión de esta situación en la evolución del mercado de commodities.

El estudio revela que el oro es la tercera commodity que ha alcanzado una mayor revalorización en lo que llevamos de año 2020, con un incremento de precio del 14%, debido al aumento de la preocupación por la llegada de la crisis y la desconfianza de los inversores en la evolución de otros activos.

Por delante se sitúan el zumo de naranja, con un 31% de revalorización, y el arroz, con un 22%.

Tan solo cinco commodities han aumentado de precio en lo que llevamos de año: los mencionados zumo de naranja, arroz y oro, junto con el paladio (+9%) y la avena (+5%).

Oro y paladio son los únicos que mantienen una trayectoria positiva en el año de entre los metales preciosos, ya que tanto la plata (-1%) como el platino (-9%) han caído con respecto al precio que tenían en enero de 2020.

Por su parte, las commodities energéticas (petróleo, gas natural, combustibles) se han llevado la peor parte. En especial el petróleo, cuyas dos variantes (Brent y West Texas Intermediate) se han depreciado un 48% desde que comenzó el año.

Otra de las conclusiones del estudio es que los datos de las commodities reflejan una enorme volatilidad; algunos de los mercados experimentaron importantes caídas durante las dos primeras semanas de marzo, cuando el desplome de la demanda energética provocó el pánico entre los inversores, que se apresuraron a liquidar sus posiciones en metales preciosos para hacer frente a las pérdidas en otros activos.

Y también hay una explicación a la enorme revalorización del precio del zumo de naranja. Según Materials Risk, “la defensa ideal contra la pandemia ha sido una bebida cítrica que hasta hace poco ha experimentado unos años de caída en las ventas, debido a la preocupación de los consumidores por los posibles daños en la dentadura. Ahora, el zumo de naranja parece haber recuperado su estatus como un producto natural que refuerza los sistemas inmunológicos. Además, el zumo se ha visto beneficiado por el hecho de que los consumidores han acaparado esta bebida en vez de las naranjas frescas, ante la preocupación de que pudiera registrarse un desabastecimiento en los supermercados”.

Otro factor que ha contribuido a la subida del zumo de naranja ha sido la climatología adversa que se ha registrado en Brasil, uno de los mayores productores mundiales. En cualquier caso y a pesar de la excelente revalorización de estos meses, su precio aún se encuentra un 50% por debajo del máximo registrado en octubre de 2016.

El oro, en cambio, está registrando en estos días su precio más alto de los últimos siete años y medio, y camina, según algunos analistas, hacia superar el nivel máximo histórico, registrado en 2011 con más de 1.900 dólares la onza.

Oroinformacion.com