Toneladas de oro nazi podrían estar escondidas bajo un palacio polaco del siglo XVI

0
92

Veintiocho toneladas de oro nazi por un valor de más de 1 billón de euros pueden haber sido rastreadas hasta los terrenos de un palacio en Polonia, después de que la ubicación fuera mencionada en un diario de las SS durante la II Guerra Mundial. Se cree que el alijo de lingotes de oro, joyas y monedas se encuentra a 61 metros de profundidad en un pozo destruido en los terrenos del Palacio Hochberg, cerca de la ciudad de Wroclaw.

por José María Martínez Gallego

Investigadores de la Polnisch-Deutsche Schlesische Brückenstiftung (Fundación Puente Silesia de Polonia-Alemania), que afirman haber adquirido el diario de una logia masónica, dicen que el tesoro fue enterrado en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial junto con los cadáveres de varios testigos, según recoge un diario británico.

Se dice que el tesoro incluye depósitos del Reichsbank en lo que entonces era la ciudad alemana de Breslau, pero ahora es Wroclaw.

También se dice que incluye objetos de valor de lugareños adinerados que los entregaron a los soldados de las SS en la región para su custodia a medida que el Ejército Rojo avanzaba en 1945.

Si la reclamación es auténtica, entonces el tesoro podría valer más de un billón de euros a precios de hoy.

Roman Furmaniak, jefe de la fundación que rastreó la ubicación, dijo que “haré públicos los hallazgos en un intento de presionar al gobierno para que investigue”.

Está resultando difícil planificar y financiar la excavación sin obtener primero el permiso del gobierno.

Sin embargo, la fundación dice que los propietarios actuales del palacio les han dado el visto bueno, que han establecido una valla perimetral y seguridad de circuito cerrado de televisión.

La página del diario de las SS de 75 años, que comienza dando a los soldados los números de identificación 453 y 219, dice: “Muchas gracias al Sr. Grundmann. Nos conocimos en el palacio de la familia Hochberg”.

El doctor Grundmann y su gente ya habían preparado en los terrenos del palacio un pozo profundo. “Lo siguiente, se colocó en el fondo en cajas con joyas, monedas y lingotes, muchos de ellos estaban dañados, tenían rastros de disparos. Después de que terminamos todo, el pozo fue volado, llenado y cubierto”.

Gunther Grundmann fue el conservador del patrimonio de los alemanes en la Baja Silesia antes y durante la guerra. En 1942, temeroso de los ataques aéreos aliados, se le encomendó la tarea de catalogar las vastas posesiones artísticas de los museos, instituciones y también colecciones privadas del Reich.

A mediados de 1944, había escondido los artículos de su lista en alrededor de 74 lugares en la Baja Silesia.

Se cree que el tesoro en el Palacio Hochberg es uno de los 11 escondidos en el sur de Polonia, partes de la República Checa y el este de Alemania. Se dice que contiene 47 obras de arte que se cree que fueron robadas de colecciones en Francia, incluidas pinturas de Botticelli, Rubens, Cezanne, Carravagio, Monet, Dürer, Raffael y Rembrandt, así como contiene objetos religiosos robados de todo el mundo en un intento de encontrar evidencia de la ideología racista de Hitler.

Furmaniak afirma que el diario encontrado que recoge todos los datos del posible tesoro fue escrito por el oficial de las SS Egon Ollenhauer, quien proporcionó un enlace entre los oficiales de las SS que ocultaban el tesoro y los miembros ricos de las SS y sus familias que poseían los objetos de valor.

Según Furmaniak, el diario fue mantenido durante décadas por una antigua  logia masónica en Sajonia-Anhalt antes de ser entregado a la Fundación hace 10 años.

Oroinformacion.com