El oro en camino de los 2.000 dólares la onza en el tercer trimestre, según TD Securities

0
86

Es probable que el oro tenga otro trimestre sólido después de cerrar el segundo con algo más del 14% de beneficio desde comienzos de año, según recoge Anna Golubova de unas declaraciones de responsables de TD Securities, proveedor canadiense de servicios financieros y de bancos de inversión que ofrece servicios de asesoramiento y mercado de capitales a clientes corporativos, gubernamentales e institucionales de todo el mundo.

por José María Martínez Gallego

Después de algunas operaciones turbulentas cerca del nivel de 1.800 dólares por onza, el oro vuelve a estar en un estrecho rango de negociación justo debajo de ese nivel de resistencia. Al momento de escribir su reseña, Anna Golubova indicaba que los futuros de oro en el Comex de agosto se cotizaban ya a 1.795,2 dólares, con un aumento de 0,29% en el día.

«El metal amarillo ahora se ha recuperado a más de 1.770 dólares la onza y probablemente se desempeñará bien en el tercer trimestre«, comunicaron los estrategas de materias primas de la entidad financiera canadiense TS Securities la semana pasada.

Es probable que las liquidaciones debidas a datos macro positivos solo sean temporales para el oro, ya que los precios más altos de los metales preciosos y una economía más firme pueden coexistir entre sí, señalaron los estrategas.

“El oro al contado cayó por debajo de 1.770  dólares la onza inmediatamente después de los datos de la nómina de junio de Estados Unidos (+4,8 millones) mucho más fuertes de lo esperado. La fuerte respuesta positiva del mercado de renta variable a los datos del empleo probablemente llevó más capital a los activos de riesgo a expensas del oro, al menos inicialmente. Hay un elemento de ansiedad perdida que está levantando el apetito de riesgo”, dijeron. «Sin embargo… el dólar se está debilitando, y las tasas reales deberían caer a medida que las expectativas de inflación continúen aumentando«.

Hay algunos efectos secundarios de COVID-19 que continuarán persistiendo a largo plazo, impulsando al oro más alto durante el resto de 2020 y hasta 2021.

“A pesar de los sólidos datos de empleos, los salarios son más bajos, la participación laboral está cerca de los mínimos y la economía funcionará por debajo del potencial durante algún tiempo, lo que requerirá un estímulo fiscal masivo financiado por la deuda y bajas tasas de política en el futuro previsible. Como tal, estamos contentos con nuestra visión positiva del oro y seguimos viendo una tendencia del metal amarillo hacia los 2.000 dólares por onza a finales de 2021”, señalaron los estrategas del banco

Oroinformacion.com