Albemarle cerrará dos instalaciones de litio en Estados Unidos

0
65

La decisión afecta a Silver Peak en Nevada y a Kings Mountain en Carolina del Norte

    El minero estadounidense Albemarle (NYSE: ALB) y número uno del mundo en la producción de litio, dijo esta semana que cerraría temporalmente dos operaciones debido a la menor demanda de la mercancía usada en las baterías que alimentan los vehículos eléctricos (EV).

La decisión afecta a partes de la mina de litio Silver Peak en Nevada y a la planta de producción de hidróxido de litio de Kings Mountain en Carolina del Norte a partir de este septiembre.

La compañía planea reiniciar la producción ociosa a principios de 2021, dijo el director financiero Scott Tozier en la conferencia telefónica de ganancias del jueves.

El anuncio se produjo cuando la compañía registró una caída del 45% en las ganancias del segundo trimestre, que se atribuyó parcialmente a los débiles precios del litio causados por el exceso de oferta mundial.

Las ventas cayeron un 12,7% a 283,7 millones de dólares en los tres meses hasta el 30 de junio.

Débil mercado de Vehículos Eléctricos

Los productores del metal blanco aumentaron la producción en medio de la previsión de un aumento de la demanda de fabricantes de vehículos eléctricos hasta el año 2020, pero la pandemia del coronavirus ha afectado significativamente a los planes de los fabricantes de automóviles.

Albemarle ha revisado periódicamente sus planes de expansión en los últimos 12 meses. Hace un año, pospuso un proyecto para añadir unas 125.000 toneladas de capacidad de procesamiento.

También revisó un acuerdo para comprar la mina de litio Wodgina de Australia (ASX: MIN) y dijo que retrasaría la construcción de 75.000 toneladas de capacidad de procesamiento en Kemerton, también en Australia.

El gigante del litio mostró más signos de angustia en mayo de este año, recortando su presupuesto para el 2020 y tirando de su pronóstico anual en medio de la propagación mundial del coronavirus.

Fueron los primeros signos concretos de que la industria del litio está empezando a sentir el dolor de la caída de las ventas de los coches eléctricos, que se prevé que se desplacen aún más durante el resto del año debido en parte a los cierres que afectan a los fabricantes de automóviles.

Antes de la pandemia, el principal factor detrás de la caída de los precios fue una avalancha de nuevos suministros. El exceso de oferta se debió principalmente a la expansión de las minas y al recorte de los subsidios gubernamentales para los compradores de vehículos eléctricos en China, el mayor mercado del mundo.

Noticia tomada de: MINING / Traducción libre del inglés por World Energy Trade