Inglaterra/¿suertudo él?: Usó un detector de metales en un baldío y encontró enterrado un tesoro valuado en 130.000 dólares

0
76

Se trata de monedas que pertenecen a los siglos XVI y XVII. El terreno está ubicado detrás de un bar, al que el hombre asiste asiduamente.

Las monedas tienen unos 400 años de antigüedad – Foto: Solent News & Photo Agency

Por curiosidad e insistencia, un hombre de 40 años descubrió un tesoro valuado en 130.000 dólares que estaba enterrado en un baldío ubicado detrás de un pub en el condado inglés de Suffolk.

Luke Mahoney (40) tiene su propia tienda de detectores de metales, por lo que es un especialista en la búsqueda de rarezas. Aunque la última es impresionante: en un terreno perteneciente al bar The Lindsey Rose -adonde suele acudir-, el hombre halló 1.061 monedas que pertenecen a los siglos XVI y XVII.

En la mañana del 26 de julio pasado, el sujeto primero había encontrado una moneda de oro y seis peniques, pero horas más tarde intensificó el rastreo con su detector. ”De inmediato sonó la señal y saqué una moneda de Carlos I. Luego sonó otra señal. Y otra. Y otra”, dijo Luke a la BBC.

“Tuve que quedarme despierto porque no quería que otras personas fueran al campo y robaran las monedas. Dormía una hora de siesta aquí y allá durante dos días”, recordó el hombre sobre el secreto.

Expertos indicaron que el origen de las monedas está relacionado con algún terrateniente rico que las ocultó en su terreno antes de partir a luchar en lo que se denomina la Revolución Inglesa, o la Guerra civil inglesa, de mediados del siglo XVII.

Nigel Mills, de la tradicional casa especialista internacional en monedas Dix Noonan Webb, detalló que las monedas alcanzarían al menos unas 100.000 libras esterlinas -unos 130.000 dólares- en una subasta.

Precisó que la primera moneda en el hallazgo fue un chelín -vigésima parte de una libra- de la era de Isabel I, que data de 1573, mientras que también había varias medias coronas de Carlos I, de los años 1641 al 1643.

“Quiero que las monedas vayan a un museo local y el dinero de su venta sea un pequeño detalle para mí y mis dos amigos, Dan Hunt y Matt Brown, quienes las encontraron conmigo”, destacó el británico.

Los Andes