Santa Cruz: El municipio de Río Gallegos compraría máquinas de asfalto con fondos Unirse

0
48

Lo anticipó el secretario de Hacienda, Diego Robles, que además habló del nuevo plan de moratoria, la situación de Maxia que intentó poner en alquiler los colectivos y hasta de las minifaldas como uniforme de las trabajadoras de administración.

El titular de la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad de Río Gallegos, Diego Robles, se refirió a la situación del transporte público, que quedó entrampado en un pleito judicial con Maxia, la empresa concesionaria.

En declaraciones a LU12 AM680, Diego Robles contó que: “Si bien el dos de julio el juez Marcelo Bersanelli designó al municipio como depositario judicial y se hizo una suerte de toma de posesión, en esa noche con la nieve épica, la verdad que nunca pudimos ejercer como tales porque la contraparte nunca nos entregó las llaves de las unidades”.

En el medio, la causa fue de un juez a otro entre recusaciones y casos de Covid, lo que demoró semanas que surgiera algún avance útil. En paralelo, la administración de Grasso avanzó con la confección de los pliegos para un nuevo llamado a licitación.

El municipio quiso llegar a un acuerdo con la empresa para lograr un comodato de doce colectivos, pero la respuesta de Maxia fue “alquilarlos”.

“El municipio va a hacer una presentación pretendiendo cobrar adelantos que les dio la administración anterior, que eran 21 millones de pesos y 6 más por la actualización del valor de combustible”, adelantó Robles, que aseguró, “salvaguardamos el ingreso de la empresa y estamos pagando los sueldos. Si bien hoy el transporte es una de las actividades que fue no permitida por el decreto de la gobernadora”.

En efecto, el viernes depositaron en la cuenta judicial el importe de los sueldos líquidos de agosto y de las retenciones judiciales.

“Hoy hay un número de unidades que está en un parque, que no se ponen en marcha hace un montón. Hay que tener la llaves y después poner las unidades en marcha”, pidió luego Robles.

El secretario marcó que en el escenario actual “donde el esquema de subsidios nacionales fue variando, y una condición que se pone es que para recibirlos tengan la plataforma SUBE”, es cierto que Maxia “se negó a aplicarla en Río Gallegos”, recordó.

¡Bacheo!

Por otro lado, el funcionario se refirió a la programación de las obras de bacheo en la ciudad, un asunto que supo generar dolores de cabeza a todas las administraciones locales. “Hay una programación. No vamos a llegar a todos los barrios, pero más tarde o más temprano ese trabajo de remediación, el Municipio lo va a llevar adelante”, sostuvo.

Justamente ayer se conoció de la licitación pública para una fresadora y una terminadora de asfalto, es decir, maquinaria pesada para cumplir con el bacheo, “una inversión importante, primero iba a ser con recursos propios, pero, con todo el devenir de las pandemia, y en conversaciones con el Gobierno de la provincia por el plan de asistencia a los municipios, estamos tratando de canalizarlo a través del Unirse”, explicó. Entre las dos máquinas, la inversión asciende a los 60 millones de pesos.

Por otro lado, el secretario de Hacienda se refirió al plan de mejoramiento de la Municipalidad. “Nos llena de orgullo que, a pesar del escenario negativo, pudimos optimizar de la mano de algunos proveedores que accedieron a compensar deuda a cambio de la entrega de materiales”.

Nueva moratoria

Hasta el 30 de octubre los contribuyentes podrán regularizar sus saldos impagos con el nuevo régimen. “Es un aplazamiento amplio que tiene hasta 100% de interés y cuotas”, explicó el secretario de Hacienda en la continuidad del diálogo con LU12 AM680.

“Son medidas tendientes a incrementar la recaudación del municipio y al mismo tiempo a brindar facilidades en momentos en los que la pandemia impacta en la economía de los vecinos. Tratamos de ponernos a la altura de las circunstancias”, expresó.

El nuevo régimen también incluirá de manera excepcional a aquellos contribuyentes con multas de tránsito, Comercio, Bromatología o cualquier otra infracción que se tramite en el Juzgado de Faltas de la capital santacruceña. “En caso de los autos secuestrados hay un plan que permite retirarlo con el pago del 50% del valor de multa y financiar en tres cuotas el saldo restante”, aclaró.

Sobre las minifaldas

En su edición de la víspera, a propósito de la inauguración de las remodelaciones en el palacio municipal, este diario marcó la “perlita” de haber elegido un uniforme con minifalda para las empleadas administrativas.

Sobre esto, Robles indicó que “en estos tiempos donde culturalmente estamos deconstruyéndonos, aprendiendo y sacándonos vicios propios de una formación machista que tenemos en la crianza, para los que tenemos la edad que yo tengo, que son 45 años y andan por ahí, es un dato de color, y lo entiendo, pero se le da más trascendencia de la que tiene que darse”, pidió.

Explicó que “en esto que hablamos de darles mejores herramientas de trabajo, el uniforme fue una de ellas y la elección del uniforme lo hizo cada una. La verdad es que no hubo una política de Estado o alguien dijo que en el Municipio de Río Gallegos, las mujeres que atiendan van a tener que hacerlo en minifalda”.

Tras asegurar que cada una se viste como quiera, dijo que “la identificación va por otro lado: el blazer, la camisa y el pañuelito con el dije, y la camisa y pantalón para los hombres”

La Opinión Austral