México: Genera incertidumbre para la inversión la desaparición de la Sub Secretaría de Minería

0
49

Desatino desaparecer la subsecretaría de Minería

 México debe mandar señales alentadoras a la inversión y anular la subsecretaría de Minería genera incertidumbre.

 El sector minero debe permanecer unido y demostrar su valor como industria esencial

 Francisco Quiroga demostró ser un interlocutor valioso entre todos los sectores involucrados con la minería:

Ciudad de México, 24 de septiembre de 2020.- Desaparecer la subsecretaría de Minería es una medida desafortunada y contraria al objetivo de hacer negocios en México, más en un momento en que nuestro país debe enviar señales alentadoras a los inversionistas nacionales y extranjeros.

Así lo señaló Alberto M. Vázquez, abogado consultor y asesor de empresas del sector minero, quien añadió que el Gobierno Federal no debe tener funcionarios que sean juez y parte y que estén en contra de una industria esencial, generadora de divisas, desarrollo económico y creación de empleos.

La gestión de Francisco Quiroga Fernández, al frente de la subsecretaría de Minería, logró cambiar la visión del gobierno sobre la industria, puntualizó. Insistió en explicar las bondades fundamentales de la minería y su vitalidad para la reactivación económica de las zonas rurales de México durante la pandemia.

A este funcionario correspondió gran parte del mérito para que se reconsiderara industria esencial a la minería, que es fundamental para otras industrias como la automotriz, farmacéutica, de equipo electrónico y médico, entre otras.

Sin embargo, ha sido difícil desplazar ciertas opiniones arraigadas que no están basadas en hechos reales y que están perjudicando a la industria. Por ejemplo, el gobierno de López Obrador ha decidido no ver la realidad del sistema de concesiones mineras de México en su estado actual.

Una objeción que se ha hecho pública es que un gran porcentaje del territorio de México está en manos privadas debido al otorgamiento de concesiones.

El socio de V.H.G., experto en asesoría legal a empresas mineras precisó que hay concesiones otorgadas por gobiernos anteriores, algunas de las cuales siguen vigentes hoy en día, mientras que otras han expirado. Hay concesiones que están inactivas, otras que albergan proyectos de etapa de exploración y algunas que han llegado a la etapa de explotación.

“Muchas han sido retiradas y canceladas o simplemente han expirado. Sin embargo, el procedimiento de cancelación no ha concluido simplemente porque las autoridades mineras no han llevado a cabo el procedimiento para publicar la liberación de las tierras en el Diario Oficial de la Federación. Como esta publicación no se realiza debidamente, hay muchas concesiones que parecen estar activas pero que en realidad han estado inactivas durante más de 10 años en algunos casos”, enfatizó.

Alberto Vázquez subrayo que al parecer la administración de López Obrador está equiparando a la industria minera con la oposición. Eso ha llevado a la falta de apoyo y a una baja disposición al diálogo. Además, el gobierno ha nombrado a personas abiertamente contrarias a la minería en puestos clave para el desarrollo de la industria.

Esta última circunstancia es indeseable, porque los funcionarios públicos están ahí para administrar la ley, no para tomar partido a favor o en contra de casos particulares.

El país tiene una vocación minera que debería enorgullecer a todos los mexicanos. Además, se debe fomentar el sector con el objetivo de agregar valor a los recursos mineros mexicanos, estimular la matriz industrial general de México y generar más ingresos.

En momento que crean incertidumbre, con la desaparición de la subsecretaría de Minería y de su interlocutor, la industria minera debe permanecer unida y esforzarse por demostrar que trabaja por el bien de México.

Por su parte, el Gobierno debe adoptar una actitud en la que valore los beneficios e impactos de la industria desde una perspectiva científica y objetiva y no ideológica.

Para el asesor de la industria minera, los proyectos mineros pueden generar potencialmente relaciones productivas con comunidades a las que ninguna otra industria puede llegar, debido a su ubicación remota.

Ésa, dijo, era una labor que desarrollaba Francisco Quiroga, quien logró sentar a la mesa a autoridades federales, estatales, municipales, trabajadores mineros, académicos y comunidades anfitrionas. Por ello, aducir necesidades de austeridad para justificar el recorte de un papel crucial en la industria minera de México no es satisfactorio.

“El costo de oportunidad de no tener una Subsecretaría de Minería será eventualmente mayor que el ahorro a corto plazo que se pueda lograr. México debe esforzarse por enviar señales alentadoras a los inversores nacionales y mundiales”, dijo.

Soycobre.com