Suiza quiere que las aduanas distingan entre el oro procedente de las minas y el de los bancos

0
43

Suiza, uno de los principales mercados mundiales del oro, quiere incrementar la transparencia en las operaciones relacionadas con el oro y ha enviado una propuesta al organismo internacional que coordina la acción de las aduanas mundiales para que comiencen a distinguir entre el oro que procede de las minas y el de los bancos.

por José Ángel Pedraza 

Según el digital helvético SwissInfo, el principal centro logístico mundial del oro quiere que las aduanas internacionales comiencen a distinguir entre el oro sin procesar que se envía desde las minas donde se ha extraído, para ser refinado, y el que comercian los bancos.

El objetivo es aumentar la transparencia y la trazabilidad en la cadena de suministros. Para ello, el pasado 24 de septiembre, la nación remitió una propuesta a la Organización Mundial de Aduanas (WCO, por sus siglas en inglés), en la que pide que se reforme la actual clasificación del oro a efectos del comercio internacional.

El sistema armonizado actual de la WCO cuenta con un único código para el oro en bruto (oro con impurezas que tiene que ser refinado). Esto significa que el sistema es incapaz de discriminar si el oro que importa un país está refinado o sin refinar.

Mediante su propuesta, Suiza quiere que las aduanas de todo el mundo sean capaces de distinguir entre el oro procedente de las minas y el oro de los bancos, “para incrementar la trazabilidad de las cadenas de suministros y obtener unas estadísticas más fieles”.

Se calcula que alrededor de la quinta parte de todo el comercio mundial de oro pasa por Suiza.

El país helvético va a comenzar a aplicar esta distinción en sus importaciones a partir del año 2021, lo que permitirá emitir estadísticas más completas, distinguiendo el oro en bruto del bancario.

De ser aceptara por los miembros de la WCO, la nueva clasificación propuesta para el oro se convertirá en un estándar internacional a partir del año 2027.

Oroinformacion.com