Una empresa uruguaya crea un calcetín contra la diabetes con nanotecnología de plata

0
42

La compañía de plásticos uruguaya Prumer ha desarrollado un hilo con nanopartículas de plata que actúa contra infecciones en la piel y elimina hongos, además de paliar la enfermedad de la diabetes. El producto fue lanzado en agosto y ya se comercializa internacionalmente.

por José María Martínez Gallego 

Un hilo con nanopartículas de plata que, gracias a sus propiedades antibacteriales y antimicrobianas, permite hacer prendas que combatan infecciones en la piel o eliminar hongos que generan malos olores, también es utilizado en la lucha contra la diabetes.

El invento es una creación uruguaya que nació en la empresa Prumer (fábrica de productos plásticos), en Montevideo, después de cuatro años de investigación aplicándose por primera vez en el calcetín Natrix que salió al mercado en agosto de este año.

El producto es fruto de años de investigación en Uruguay junto a un socio estratégico en Gran Bretaña proveedor de la materia prima, en conjunto con la Universidad de la República de Uruguay, laboratorios tecnológicos locales e internacionales. Las actividades implicaron desarrollar medias con propiedad antibacterial para uso de personas con diabetes, utilizando Nano textiles como agente microbiano, desarrollando un proceso productivo totalmente nuevo que incorpora el nano compuesto aplicando calor, presión y cargas electrostáticas en la fibra de algodón.

La nanomedicina es la aplicación de la nanotecnología en el campo de la medicina y es empleada para mejorar la calidad de vida de los seres humanos combatiendo las enfermedades de una forma innovadora. Un nanómetro (nm) es una millonésima parte de un milímetro (10^-9 m) y este tamaño de partícula produce efectos sorprendentes en los materiales y seres humanos.

La presencia y proliferación de microorganismos en textiles durante su uso o almacenamiento pueden causar efectos negativos para la salud de quien las usa; tal situación puede ser combatida empleando agentes de acción antimicrobiana, antiviral y fungicida, para prevenir enfermedades de la piel, controlar olores, proteger las fibras y evitar la propagación de bacterias. Estos son denominados textiles funcionales, lo que se refiere de manera general a aquellos que tienen propiedades más allá de las características básicas estéticas o de protección.

La incorporación de nano textil se realiza mediante una técnica de presión electro estática que permite incorporar el nano compuesto en la molécula, esto difiere de los procesos de inmersión o difusión utilizados en ropa descartable o plantillas de zapatos deportivos.

Además de la concentración de nano plata incorporada se desarrolló un proceso eficiente en lo referente a la incorporación y adherencia del nano textil en el interior del hilo. Este requisito es vital para garantizar la permanencia del nano compuesto en los ciclos de lavados a los que será sometida la media en el uso habitual por parte de los usuarios. El producto desarrollado garantiza 15 ciclos de lavado manteniendo la totalidad de eficacia antibacterial que luego desciende lentamente. El sudor es inodoro, pero combinado con textiles crea un ambiente para el crecimiento de bacterias que causan olor. Los textiles Natrix® al ser antibacteriales inhiben el crecimiento bacteriológico y por lo tanto nunca tienen olor característico de la ropa usada.

La idea surgió en 2016 cuando Juan Ranflt, gerente general de la empresa uruguaya, conoció una manta para mascotas hecha con hilos de nanotecnología que eliminan el olor. “Ahí se me ocurrió hacer un hilado que mate bacterias. Existen muchos hilos que tienen partículas de cobre o de zinc pero no hay uno de algodón con nanopartículas de plata, el secreto pasa por en qué tipo de solución la diluís. Estudié varias opciones como medias deportivas, camisetas, etcétera, y al final nos decidimos por una media para diabéticos quienes sufren por heridas en sus pies. La media permite prevenir infecciones, ayuda a mejorar cuando te lastimas, ayuda a cicatrizar, porque incluso muchas veces no se dan cuenta que están lastimados”, explicó Ranflt.

Con una inversión en investigación de unos 50.000 dólares, se llegó al hilo que está en proceso de patentarse en Estados Unidos antes de fin de año. En tanto, el calcetín comenzó a comercializarse en marzo en plena pandemia. Si bien el hilo y las ventas se producen en Uruguay, el tejido del calcetín se hace en Argentina ya que es donde encontraron máquinas de medias sin costura, porque éste es un problema para las personas diabéticas.

El calcetín Natrix también se comercializa a través de la web de la firma británica con dicho nombre.

Oroinformacion.com