La demanda de oro de inversión crecerá aún más en 2021 y mantendrá alto el precio del metal

0
89

El sector de la inversión va a mantener muy vivo el mercado del oro durante 2021, con un aumento de la demanda con respecto a las cifras de este año, que servirá para compensar la progresiva caída del consumo por parte de los sectores de joyería y bancos centrales. El precio del metal se va a mantener alto gracias al impulso que los inversores están dando desde que se desencadenó la pandemia de Covid-19.

por José Ángel Pedraza

La demanda de oro por parte del sector de joyería y el sector oficial (bancos centrales) va a reducirse aún más en 2021 que antes del coronavirus, aunque el impulso del sector de la inversión, que va a acumular cantidades récord de metal, va a servir para mantener alto el precio del oro, según un informe de Refinitiv Metals Research.

El precio del oro sigue rozando niveles récord, tras alcanzar los 2.072,50 dólares la onza el pasado mes de agosto, gracias al interés de los inversores de Europa y Norteamérica, que acumularon metal por su valor como activo refugio durante la pandemia.

Sin embargo, el alto precio del metal, junto a las restricciones impuestas por muchos gobiernos durante la pandemia, han provocado el desplome de las ventas de joyería en Asia, un sector que hasta ahora era el principal motor de la industria del oro.

La demanda de oro por parte del sector joyero caerá este año un 31%, hasta las 1.327 toneladas, mientras que en 2021 recuperará un 9% y totalizará 1.447 toneladas, según informó Cameron Alexander, director de Refinitiv Metals Research, en el último informe trimestral sobre suministro y demanda de oro, elaborado por la consultora.

En cuanto al sector oficial, las compras de oro se van a reducir a la mitad este año (312 Tm) y se recuperarán ligeramente en 2021, con una cifra estimada de 385 toneladas.

El auténtico motor de la industria del oro va a ser la inversión, que va a cubrir las pérdidas de los otros sectores. Dentro de éste, los ETF están funcionando especialmente bien, con los inversores acumulando 1.205 toneladas de oro este año, cifra que triplica la cantidad de 2019. Para el año que viene se estima una inversión de 1.362 toneladas en ETF de oro, la cifra más alta de su historia.

Las compras de oro físico por parte de los clientes minoristas se reducirán un 6% este año, hasta las 917 toneladas, antes de volver a subir un 13% en 2021, según las estimaciones de Refinitiv.

El oro promediará un precio de 1.890 dólares la onza durante 2021, por debajo de los 1.965 dólares que pronostica una encuesta realizada por Reuters en estos días, aunque la volatilidad de los precios podría dar al traste con las previsiones, según explicó Alexander.

Durante el tercer trimestre del año, la demanda fue la más baja de 2020, a pesar de la ligera recuperación detectada en el sector de la joyería.

Muchos inversores asiáticos que poseían lingotes y monedas de oro procedieron a venderlos, aprovechando la subida del precio, lo que redujo aún más la demanda retail de oro físico, que se situó en las cifras más bajas de la década.

Por su parte, los bancos centrales vendieron más oro del que compraron, por primera vez desde 2010, mientras que los ETF ralentizaron la subida que estaban manteniendo durante 2020.

Oroinformacion.com